www.inoutviajes.com
La venganza de Don Mendo, un musical que no es un musical y que no pasa de moda
Ampliar

La venganza de Don Mendo, un musical que no es un musical y que no pasa de moda

martes 28 de junio de 2022, 08:55h
Instagram

El 30 de junio llega al Teatro Reina Victoria (Madrid) La venganza de Don Mendo de Pedro Muñoz Seca, uno de los textos más memorables de nuestro teatro del siglo XX, tanto que se ha convertido en la cuarta obra más representada de todos los tiempos en España.

La obra pertenece al género, creado por el autor, del ASTRACÁN, un género cómico menor que solo pretende hacer reír cueste lo que cueste. A pesar de ser considerado inferior, su aspecto sociológico resulta bastante interesante, puesto que la época presentaba una gran inestabilidad política, social y económica y este género proporcionaba una evasión de la realidad provocando risas sin mucho esfuerzo.

Bajo la dirección de José Saiz, el humor y el ingenio viajan en este texto que hoy nos sigue resultando igual de actual. Definida por el propio autor como "caricatura de tragedia", La venganza de Don Mendo es, además de extremadamente popular, una divertida parodia del drama romántico con ambientación histórica.

Esta nueva adaptación cuenta con un elenco de diez actores y se concibe como un musical... que no es un musical.

SINOPSIS

El caballero castellano Don Mendo Salazar, Marqués de Cabra, se considera burlado cuando descubre que su prometida, Magdalena, se casará con Don Pero Collado, Duque de Toro. Después de un encuentro funesto, Don Mendo acaba inculpándose como ladrón y termina encarcelado y condenado a ser emparedado por orden de Magdalena. Su trágico destino se ve alterado por su amigo, el Marqués de Moncada, que lo salva del brutal castigo engañando a la ley. Don Mendo amenaza con volver a por Magdalena, pero ya no por amor, sino por venganza.

SOBRE EL AUTOR:

Pedro Muñoz Seca, nacido en El Puerto de Santa María en 1881, practicó la abogacía y fue profesor particular, pero su verdadero oficio fue el de autor teatral. Máximo representante del teatro humorístico de principios del siglo XX, sus obras disfrutan todavía de una gran popularidad. Su habilidad para versificar y para los juegos de palabras, unida a la distorsión grotesca de la realidad que presentaba en sus piezas, crearon el llamado «ASTRACÁN», una variante del género chico.

Aunque por su falta de autocrítica es considerado un autor menor, y a pesar de que sus obras halagaron en exceso a los sectores conservadores, la verdad es que el teatro de Pedro Muñoz Seca cosechó un éxito popular rotundo, hasta el punto de que se convirtió en costumbre aprender de memoria fragmentos de sus estrenos, especialmente de «La venganza de Don Mendo», de 1918, parodia delirante de los dramas medievales.

Entre sus obras más célebres pueden citarse «Los extremeños se tocan», zarzuela sin música; «Usted es Ortiz» (1919), burla de las tendencias superrealistas; «Faustina» (1919) y «Satanelo» (1930), visiones jocosas del mito de Fausto; «La plasmatoria» (1935), con el tema del espiritismo y la reencarnación del Tenorio. También escribió farsas como «La caraba» (1922), y «Calamar» (1927), sátira contra el mundo del cine; y «El ganso» (siglas de una imaginaria libre asociación de «obreros cansados y aburridos»), una sátira antiobrera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios