www.inoutviajes.com
Malta, un fabuloso plató de cine
Ampliar

Malta, un fabuloso plató de cine

jueves 25 de agosto de 2022, 09:07h
Instagram
  • Malta

    Malta
    Dwejra (Gozo)

  • Malta

    Malta
    Fort St Elmo

  • Malta

    Malta
    Golden Bay

  • Malta

    Malta
    Mdina

  • Malta

    Malta
    Mgarr

  • Malta

    Malta
    Popeye village

Directores taquilleros como Steven Spielberg, Ridley Scott, Guy Ritchie y Alejandro Amenábar y éxitos de cartelera como Gladiador, El Código da Vinci, Assassin’s Creed, Guerra Mundial Z, Jurassic World… Más de 130 películas y series han escogido los paisajes de las islas como escenario. Por eso, Malta es conocida como el Hollywood del Mediterráneo y hoy en día una gran cantidad de personas viajan hasta el archipiélago para recorrer los puntos donde se rodaron sus producciones favoritas.

Malta se transforma en cualquier lugar imaginable

Malta es el país más pequeño en extensión de la Unión Europea, pero se ha transformado en gran cantidad de paisajes. En 1979, Alan Parker la convirtió en Turquía para rodar allí “Expreso de Medianoche” y recrear la historia de Billy Hayes. La prisión turca donde encerraban a este joven era en realidad el Fuerte de San Telmo, en La Valleta.

En el año 2000, el Fuerte Ricasoli se convirtió con ocasión de la película “Gladiador”, de Ridley Scott. Convertida en la antigua Roma, Malta albergó una réplica del Coliseo de quince metros de altura.

En la superproducción de 2009 “Ágora”, Amenábar metamorfoseó Malta en la antigua Alejandría durante cuatro meses. El equipo de rodaje construyó un descomunal decorado que incluía un anfiteatro, templos paganos y hasta el ágora dentro del Fuerte Ricasoli. También replicó las escaleras de la Biblioteca de Alejandría en Marsaxlokk y Mdina sirvió de escenario para algunas secuencias.

El país también se transformó en otra ciudad renombrada en 2004, cuando pasó a ser Troya durante el rodaje de la película protagonizada por Brad Pitt y Orlando Bloom. Algunas de las escenas más famosas se rodaron en lugares como la playa Golden Bay y la Laguna Azul, en la isla de Comino.

Incluso existe todavía el decorado de una famosa película grabada en Malta. En la Bahía de Anchor Bay se encuentra Popeye Village, el lugar donde se rodó la película del famoso Popeye el marino en 1980. Para la ocasión se construyó todo un poblado, que hoy en día se ha convertido en una atracción turística y es una visita imprescindible para las familias que visitan el archipiélago.

Entre otras muchas producciones, destacan también la película “Alejandro”, rodada en el Gran Harbour de La Valletta; “Guerra Mundial Z”, protagonizada por Brad Pitt, que ambientó La Valleta y las Tres Ciudades en Jerusalén; “Múnich”, de Steven Spielberg, filmada en la Plaza de la República de La Valletta y en Rabat y “Frente al mar”, la película protagonizada por Angelina Jolie que recorría Francia hasta un pueblo costero escenificado en la Bahía Mgarr ix-Xini, en Gozo.

La meca de los seriéfilos

El éxito de Malta no se queda en el cine, en el mundo televisivo también es toda una estrella. El hecho de contar con gran cantidad de antiguas fortificaciones y castillos que se conservan perfectamente hizo de ella el lugar perfecto para acoger la grabación de la reconocida serie Juego de Tronos.

Existen algunos lugares icónicos que sirvieron de escenario. En primer lugar, la Ventana Azul, el icono de Malta, situado en la isla de Gozo fue donde se celebró la boda entre Daenerys Targaryen y Khal Drogo. El Fuerte Ricasoli hace de la Fortaleza Roja en la primera temporada. Mdina se ambientó para ser Desembarco del Rey y el Fuerte Manoel es el lugar donde matan a Ned Stark, uno de los principales protagonistas. El Palacio de San Anton, en Attard; el Convento de Santo Domingo, en Rabat y el Fuerte de St Angelo, en Birgu, son otros sitios destacados que también aparecen en la serie.

La industria del cine en Malta

La trayectoria de Malta como escenario cinematográfico empezó en 1925: la película muda “Sons of the Sea”, del director Maurice Elvey, fue el primer rodaje en la isla. Desde entonces, este lugar en el Mediterráneo se considera uno de los mejores donde rodar películas.

Su magnífico clima con 3.000 horas de sol al año, sus históricos edificios, su amplia variedad de paisajes, la gran cantidad de paraísos naturales y su reducida extensión, que facilita el desplazamiento por toda la isla y agiliza las grabaciones, son factores decisivos. Además, para la industria del cine es un país con una relación calidad-precio excelente y con opciones hoteleras donde alojar a todos los equipos.

Además, las producciones realizadas en el archipiélago cuentan con otra ventaja. En el Fort Ricasoli se encuentran los Mediterranean Film Studios, un espacio de unas 7 hectáreas donde también hay un gran tanque de agua de efecto infinito en el que se puede simular el océano, porque la vista del horizonte son las aguas del Mediterráneo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios