www.inoutviajes.com
Vista desde las terrazas de la Catedral
Ampliar
Vista desde las terrazas de la Catedral

Vuelven las visitas guiadas a las terrazas de la Catedral de Palma

jueves 06 de julio de 2017, 11:15h
Instagram
  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma
    Catederal de Palma desde el mar.

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma
    Vista desde el Parque del Mar

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma
    Terrazas

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma

  • Catedral de Palma

    Catedral de Palma
    Pórtico

En los meses de verano, la Catedral de Mallorca, en Palma, se puede observar desde otra perspectiva. La Seu organiza, de lunes a sábado, visitas guiadas que permiten descubrir las terrazas del monumento y conocer detalles y rincones inaccesibles de otra manera como el campanario y sus salas. A su vez, el recorrido ofrece una panorámica excepcional de Palma y sus alrededores.

Historia de la Seu

La Catedral de Mallorca, conocida popularmente como La Seu, empezó su construcción en el siglo XIII. Es la catedral de estilo gótico levantino (se caracteriza por usar una planta de salón al estilo alemán) que cuenta con uno de los mayores rosetones del mundo, conocido como el ojo gótico. También es una de las catedrales góticas europeas de mayor altura de la nave.

La historia de Catedral está íntimamente ligada a la monarquía autóctona. Los comienzos del monumento más emblemático del gótico mallorquín se remontan al siglo XIII. Después de la conquista de Madina Mayurqa en 1229, Jaime I, rey de Aragón y conde de Barcelona, ordenó la consagración de la antigua mezquita mayor a la Virgen María, como templo para el culto cristiano, y también uno de nueva planta, que fuera acorde al estilo de aquella época.

Fue a principios del siglo XX, cuando el arquitecto Antoni Gaudí adaptó el espacio a las nuevas exigencias litúrgicas y pastorales. Su intervención, solicitada por el obispo Pere Joan Campins, fue de 1904 a 1914. Los cambios fueron el traslado del coro que hasta el momento había estado situado entre los tramos segundo y tercero de la nave, la eliminación del retablo mayor gótico, la realización del baldaquino del altar mayor, la incorporación al presbiterio de la sede episcopal, la iluminación del espacio a base de ventanales de cristal, luz artificial y candelabros y por último la elaboración de mobiliario litúrgico. La Seu sintetiza los últimos ocho siglos de la historia de Mallorca, y sigue siendo un elemento vivo que continúa en evolución permanente. Los diferentes estilos artísticos han contribuido a que la Catedral consiga en diferentes épocas una de sus principales funciones: ser reflejo de la Jerusalén celeste

Recorrido

La visita comienza junto al portal de la Almoina. De aquí parte una escalera de caracol que asciende por el interior del campanario, una construcción con muchas historias detrás como la de los fugitivos que se refugiaban en la catedral durante los siglos XV y XVIII y que han dejado sus huellas en la Sala Mitjana en forma de grafitis e inscripciones.

A continuación, el recorrido avanza hacia la sala de las campanas. El conjunto, formado por nueve campanas góticas, es uno de los más grandes de Europa. De las nueve, cuatro son originales del siglo XIV, las otras cinco han sido refundidas en siglos posteriores, entre ellas, la más grande, N’Aloi, con 4.670 kilogramos de peso.

El campanario desemboca en la terraza norte de La Seu. Desde aquí se pueden observar algunos elementos arquitectónicos y decorativos imposibles de ver de otra manera como el rosetón -uno de los más grandes del gótico europeo -, los escudos de la dinastía de los reyes de Mallorca y las gárgolas. El lugar, además, tiene unas vistas privilegiadas de Palma, su Ensanche y la Sierra de Tramontana. La visita continúa por la terraza sur, una parte de la cubierta orientada al mar y a la bahía de Palma.

El recorrido, de una hora de duración, cuesta 12 euros y se puede reservar en la página web de la Catedral.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios