www.inoutviajes.com
Roatán, Honduras
Ampliar
Roatán, Honduras

Paisajes espectaculares y llenos de misterio junto a algunos barcos naufragados

lunes 28 de octubre de 2019, 12:02h
Instagram
  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Tobermory, Ontario, Canadá

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Tobermory, Ontario, Canadá

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Foto: Erin Simmons

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Inis Oirr (Inisheer), Irlanda

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Gitión, Grecia

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Costa de los Esqueletos, Namibia. Foto: Anton Repponen

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    Costa de los Esqueletos, Namibia

  • Barcos naufragados

    Barcos naufragados
    SS Maheno, Australia. Foto: Caleb Charters

Mientras millones de personas se abalanzan hacia la costa para tostarse bajo el sol y bañarse en la playa, también se puede disfrutar de otros destinos junto al mar llenos de misterio. Los barcos hundidos siempre tienen una historia única y fascinante que contar y, además, son increíblemente fotogénicos. Desde expediciones de contrabandistas que no llegaron a buen puerto hasta reliquias sumergidas a las que acceden solo los buceadores más expertos, cada naufragio viene con una historia emocionante sobre el choque entre la ambición humana y desafiante poder del mar. Los viajeros españoles afirman que contar con un paisaje espectacular 83% y lugares emblemáticos 79% es importante al escoger el destino de su próximo viaje. Estas localizaciones únicas cuentan con los dos.

Tanto si se quiere aprovechar el equipo de buceo para adentrarte en las profundidades como hacer fotos surrealistas desde la orilla, Booking.com, nos acerca a las historias llenas de misterio que hay detrás de estos preciosos barcos naufragados…

Costa de los Esqueletos, Namibia

Este tramo de costa, que hace honor a su nombre al albergar los restos de miles de naufragios, es único en el norte de Namibia. El viento impetuoso, la frecuente niebla oceánica y unas aguas conocidas por su bravura... Estas son algunas de las razones por las que innumerables barcos ahora descansan abandonados en aguas poco profundas, o se oxidan sobre la arena de la orilla. A uno de los restos de naufragio más conocidos de la zona, los del barco Eduard Bohlen, solo se puede acceder en un tour guiado en 4x4. Esta embarcación naufragó en la Costa de los Esqueletos en 1909 a causa de la niebla y es un reclamo habitual para los amantes de los barcos naufragados de todo el mundo.

Dónde alojarse: A tan solo 45 km de Möwe Bay, el Shipwreck Lodge es un alojamiento aislado en la Costa de los Esqueletos con cabañas en forma de barco naufragado diseminadas por la arena y las dunas. Con vistas sobre el océano Atlántico, estas estructuras de diseño único, que parecen los trozos de un barco destrozado, usan energía solar y se integran a la perfección en el entorno natural. El alojamiento organiza excursiones de un día al Suiderkus, otro famoso barco naufragado y un destino ideal para los fotógrafos que buscan una instantánea llena de misterio.

Gitión, Grecia

No necesitas traje de buceo para visitar este naufragio, así que es perfecto para aventureros de todas las edades. Es fácil acceder a los restos del Dimitrios, ubicados justo sobre la playa de arena de Valtaki, siguiendo una ruta escénica en coche por la costa de Gitión. Los restos también reciben la visita de los locales por su preciosa ubicación. Esta embarcación cubierta de óxido lleva abandonada en aguas poco profundas desde 1981, cuando, según se cuenta, las autoridades del puerto la embargaron supuestamente por contrabando de tabaco. Actualmente los visitantes pueden caminar o nadar hasta los restos, ya que las aguas que los rodean son cristalinas y no demasiado profundas. La playa, ideal también para las familias, tiene un restaurante cerca y mucho aparcamiento disponible.

Dónde alojarse: A pocos pasos de la arena de la playa de Selinitsa, con vistas sobre el azul deslumbrante de las aguas del Egeo, el Niriides Resort te ofrece un alojamiento con un auténtico sabor griego. Los apartamentos se encuentran a poca distancia en coche del centro de Gitión, la mayor ciudad de Mani, donde puedes encontrar una gran variedad de tabernas locales en las que se sirve pescado fresco. El enclave arqueológico de Mystras se encuentra a unos 45 minutos en coche en dirección a Esparta. Vale mucho la pena visitarlo. La antigua capital bizantina está repleta de espectaculares ruinas medievales de palacios, monasterios e iglesias.

Inis Oirr (Inisheer), Irlanda

El pesquero a vapor MV Plassey naufragó en la costa de Inis Oirr en 1960, después de luchar valientemente contra las enormes olas del Atlántico y el viento implacable que soplaba del mar hacia tierra. El Plassey transportaba un cargamento de whisky, vitrales e hilos cuando la tormenta lo llevó contra Finnis Rock. Por fortuna, toda la tripulación pudo ser rescatada gracias a la ayuda de los habitantes de la zona y las aguas finalmente arrastraron el barco de nuevo a las profundidades semanas después.

Dónde alojarse: El Sailing's Self Contained Rooms with Kitchen ofrece un alojamiento luminoso y moderno en Inisheer. Los restos del naufragio del emblemático Plassey en la costa este de Inisheer se encuentran a poca distancia en coche, como también lo está la colorida localidad de Doolin. Doolin también es una base ideal para explorar los majestuosos acantilados de Moher, uno de los enclaves más populares de Irlanda, conocidos por ofrecer un paisaje costero sencillamente majestuoso.

Roatán, Honduras

Roatán se asienta sobre la segunda barrera de coral más grande del mundo y es un destino muy recomendado por los viajeros de Booking.com para el buceo y el snorkel. También alberga el Odyssey Wreck, uno de los barcos naufragados más grandes del Caribe. Como tantos otros restos de naufragio en Roatán, estos se sumergieron a propósito en 2002 para que los buceadores pudieran explorarlo y hacer unas fotos subacuáticas de lo más espectaculares. Para bucear por el Odyssey se necesita una acreditación de buceador avanzado, por eso recomendamos que consigas tu certificación de buceo en barcos hundidos antes de intentar esta inmersión. Otro naufragio popular en Roatán para buceadores con experiencia es El Águila. Esta embarcación de 75 metros de eslora se hundió cerca de Utila mientras transportaba un gran cargamento de hormigón. El barco se rompió en tres partes y el Anthony’s Key Resort lo llevó a Roatán en 1997. Después, lo sumergieron de nuevo a unos 30 metros de profundidad para disfrute de los amantes del buceo.

Dónde alojarse: Ubicado en Roatán, el Anthony's Key Resort ofrece cursos de buceo y puede organizar una inmersión por The Odyssey (al que se llega en un corto trayecto en barco desde el resort) o El Águila (mar adentro). Los viajeros que prefieran una estancia un poco menos aventurera pueden relajarse en la piscina al aire libre entre las palmeras o disfrutar de un relajante masaje.

Lanai, Hawái, EE. UU.

Muy recomendada por los viajeros de Booking.com para los que quieran disfrutar del relax, las playas y la tranquilidad, la isla habitada más pequeña de Hawái es un gran destino cuando quieres escaparte a un lugar aislado. La playa de Kaiolohia , que alberga decenas de restos de naufragios a lo largo de sus 9,5 km de costa , se encuentra a unos 45 minutos en coche de Lanai City. La playa no es ideal para nadar porque las corrientes son bastante fuertes en la zona y el fondo del mar es rocoso. Sin embargo, los visitantes se concentran para admirar uno de los barcos hundidos más populares de la isla, el imponente YOGN-42, un petrolero de Segunda Guerra Mundial que yace a tan solo 200 metros de la costa norte de la isla. Para llegar a esta playa, tienes que conducir por una carretera de tierra y después hacer una caminata corta durante la que podrás disfrutar de las vistas. Si quieres explorar otras de las playas de aguas cristalinas de la zona y más maravillas naturales de Lanai, lo mejor es disponer de un 4x4.

Dónde alojarse: El Hotel Lanai , situado en Lanai City, es un alojamiento histórico rodeado de pinos. Construido en 1923, es el hotel más antiguo de la isla y combina a la perfección el diseño moderno con la estética tradicional de la Polinesia.

Tobermory, Ontario, Canadá

El Sweepstakes, hundido en aguas poco profundas en 1885 después de chocar contra una roca cerca de Cove Island, es una goleta de 36 metros de eslora que puedes ver desde arriba apuntándote a uno de los tours en barco con fondo de cristal que salen de Tobermory. Justo debajo de la superficie de la bahía de Big Tub, este barco del siglo XIX, que se conserva en muy buen estado, es uno de los principales atractivos del parque nacional marino Fathom Five. Los viajeros a los que no les importe mojarse pueden bucear o hacer snorkel cerca del barco. Flowerpot Island, con sus particulares formaciones rocosas, antiguas cuevas y senderos para caminar, está a tan solo 6,5 km de la costa de Tobermory. Solo se puede acceder a ella en barco.

Dónde alojarse: Con una terraza preciosa con vistas de la costa, el Harbour 90 Adult Only B&B te ofrece alojamiento en la ciudad de Tobermory, situada junto a un lago. En el parque nacional Bruce Peninsula, se encuentra la cueva de Grotto, con una espectacular piscina de aguas azules. Se puede llegar a ella en 20 minutos de coche desde el alojamiento. Si quieres visitar esta popular cueva durante los meses de verano, reserva una plaza de aparcamiento con antelación. Suele estar muy concurrida.

SS Maheno, Australia

El SS Mahero, construido originalmente en 1905 para prestar servicio como trasatlántico, hizo las funciones de barco hospital durante la Primera Guerra Mundial. Al finalizar la contienda, este barco volvió a trasladar pasajeros hasta que se enfrentó a un ciclón que lo llevó contra la costa de Fraser Island, la mayor isla de arena del mundo. Actualmente el casco de este barco hundido es una atracción turística muy popular y uno de los puntos más visitados de la isla. Fraser Island, incluida en la lista de patrimonio de la UNESCO, alberga playas impresionantes, bosques frondosos y una fauna única, que incluye al dingo (el perro salvaje de Australia). La mejor manera de explorar los atractivos naturales de la isla es alquilar un 4x4, ya que las carreteras de la isla son muy arenosas.

Dónde alojarse: El The Beachcamp Eco Retreat, que cuenta con un jardín con vistas a la playa, es un alojamiento único para hacer glamping en Second Valley Eurong, en Fraser Island. Para acceder a este alojamiento es necesario un 4x4. Justo al lado de la increíble 75 Mile Beach, en K’gari, está este alojamiento ecológico, cuyo sistema de agua y electricidad funciona con energía solar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.