www.inoutviajes.com
 Gardens of Light
Ampliar
Gardens of Light (Foto: ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy)

El paisajista español Fernando Caruncho ilumina los jardines del Palais-Royal de París

lunes 02 de diciembre de 2019, 12:26h
Instagram
  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

  • Gardens of Light I Palais Royal

    Gardens of Light I Palais Royal
    ©Fernando Caruncho by Raphaël Lugassy

El Ministro de Cultura francés, Franck Riester, el Centro de monumentos nacionales, el Patrimonio Nacional del Palais-Royal y el Comité del Palais-Royal, acogen este proyecto inspirado de la novela Espirita de Théophile Gautier.

A través de 160 faroles artesanales de cobre y un conjunto de dispositivos en resonancia con la geometría y la luz de este emblemático jardín, el proyecto quiere despertar en el visitante el placer de la contemplación. Fascinado este espacio de harmonía, en tensión con la convulsa historia del lugar y la vida urbana de París y estimulado por dos obras literarias que marcaron su juventud, el proyecto de Caruncho emana literalmente del espíritu del lugar.

Fernando Caruncho titula este proyecto “la nuit de Spirite” (la noche de Espirita), inspirado en la dicotomía entre los dos personajes principales de la novela Spirite de Théophile Gautier: Guy de Malivert y Espirita, que encarnan respectivamente escepticismo y hastío en el dandi Malivert, frente a la esperanza y la iluminación del espíritu que representa el personaje radiante de Espirita.

Caruncho recibe con 21 años el libro de Téophile Gautier de su mentor, el poeta e intelectual español José Bergamín, residente en París desde los años 1960’ por invitación de Malraux. Por entonces joven estudiante de filosofía, Caruncho se proyecta ya como el futuro jardinero que será, y sueña con la idea fundamental de este proyecto de iluminación. Desde entonces, Caruncho considera que la luz y el jardín forman un todo. Según su visión del mundo, «un jardín sin luz no es más que un espacio verde». La luz que emana de Espirita es una fuerza que muestra el camino hacia una realidad vital, aquella del espíritu iluminado, que cree en una cierta magia de las cosas, que puede transformar y trascender la realidad.

Théophile Gautier conocía bien el Jardín de Palais-Royal y lo frecuentó asiduamente, así como sus apartamentos. Con la idea de restaurar la memoria del lugar, este lugar de ensueño y esplendor que ha sido durante siglos el Palais-Royal, Caruncho escoge una iluminación sutil a modo de alfombra luminosa que invitará al visitante a descubrir el jardín al tiempo que preserva su misterio.

El objetivo es construir un diálogo entre la geometría intrínseca del jardín y la geometría contenida en la luz para rendir homenaje a la naturaleza profunda del jardín, al tiempo que evoca su iluminación primigenia, con gas y electricidad, recreando un ambiente cálido y homogéneo, a medio camino entre la iluminación y la vibración lumínica.

Se trata de ofrecer a los visitantes un tiempo de asombro en todos los rincones del jardín. «La Noche de Espirita» es una invitación a la reflexión, a un paseo nocturno, una percepción sublime del jardín. Este es el deseo fundamental de Fernando Caruncho, porque para él, la noción de tiempo y la contemplación son intrínsecas a la noción de la luz y, por lo tanto, a de jardín.

La noche del 3 de diciembre, el tiempo se detendrá en el jardín, desde los parterres Norte y Sur, con las figuras del Pastor y la cabra y el Encantador de serpientes, las avenidas de tilos, y la fuente principal, que Caruncho convertirá en reloj de luz, como evocaba Juan-Ramón Jiménez en su poema:

Un a blanca maravilla, la luz con el tiempo dentro. cada casa era Palacio y catedral ca da templo, estaba todo en su sitio, lo de la tierra y el cielo.

Fernando Caruncho

Fernando Caruncho, paisajista español nacido en 1957, comenzó su carrera en 1979, construyendo un jardín alrededor de una casa de Richard Neutra. Desde entonces ha realizado màs de 160 proyectos privados y públicos en todo el mundo. Ha colaborado con los arquitectos Renzo Piano, Peter Pennoyer, Ricardo Legorreta, José Antonio Corrales, Pablo Carvajal y Leroy Street Studio.

Formado en Filosofía y Paisajismo, es considerado por Dan Kiley, maestro de los Arquitectos Paisajistas Americanos del último siglo, como el heredero de una tradición capaz de traducir la memoria del jardín en un lenguaje contemporáneo: «El diseño del jardín no debe ser una reordenación superficial de los elementos naturales simplemente para deleitar el ojo. Hay un orden mayor y más grande, y sé que Fernando Caruncho es un hombre capaz de escuchar esta voz con su corazón y traducirlo a la tierra con su mente.”

Caruncho forma parte de la Academia del Arte del Diseño de Florencia bajo el título de Académico Honorario en 2009, nombrado Académico ordinario de Arquitectura en 2016. En 2017, The British Society of Garden Designers le otorga el premio de reconocimiento a toda su carrera, con el Lifetime Achievement Award.

Miembro de la Academia del Arte y el Diseño de Florencia, ha recibido numerosos premios y reconocimientos internacionales, y su trabajo ha sido publicado tanto en prestigiosos medios nacionales e internacionales, libros dedicados al paisajismo y los jardines, así como en medios audiovisuales como ARTE, TVE o la BBC.

El objetivo de sus proyectos es devolver al hombre a la naturaleza diseñando Jardín y Arquitectura desde el Paisaje, basados en las ideas del Humanismo. El principal objetivo es generar una gran sinergia entre Jardín, Arquitectura y Paisaje, consiguiendo que el proyecto trabaje unitariamente mostrando todo el potencial del lugar.

El conjunto de sus trabajos realizados hasta el año 2000, se pueden encontrar en el monográfico, 'Mirrors of Paradise - The gardens of Fernando Caruncho', publicado por Monacelli Press, Nueva York y escrito por los críticos del jardín Guy Cooper y Gordon Taylor. Rizzoli prepara una nueva monografía que se publicará en 2020.

Fernando trabaja en estrecha colaboración con sus hijos Pedro y Fernando, ambos arquitectos educados a través del mundo del jardín, que encarnan una nueva generación en busca de la conexión entre el jardín, el paisaje y la Arquitectura. El estudio Caruncho Garden & Architecture se adapta a la topografía del paisaje respetando la identidad del lugar y desarrolla su actividad a nivel internacional. fernandocaruncho.com

Fernando Caruncho, conocido por sus depurados jardines y su dominio de la luz, lanza una colección de faroles y objetos luminosos artesanales de cobre y bronce destinados a interiores y jardines. Esta colección nace de una reflexión sobre el vínculo de la geometría y de la luz y se alimenta de los proyectos de Caruncho de los últimos 40 años.

El taller está basado en el propio estudio de Paisajismo y Arquitectura. Caruncho . Garden & Architecture de Madrid. El showroom se sitúa en una de las Galerias que rodean el jardín del Palais-Royal de París y puede visitarse con cita previa en el 52 de la Galerie de Montpensier, Palais-Royal, 75001 Paris. gardensoflight.com

El Palais-Royal

Situado en el corazón de París, en frente del Louvre, el Palais-Royal representa una elocuente ilustración de la arquitectura palaciega y civil de finales del siglo XVIII. Testigo de los acontecimientos de la historia de Francia, esta "ciudad en la ciudad" siempre ha presentado esta doble característica: la alianza de un lugar destinados tanto al ejercicio del poder como del recreo y del placer. Fue construido para el cardenal Richelieu, quien lo donó en 1642 al rey Luis XIII. En 1692, el rey Luis XIV ofreció el Palais-Royal a su hermano Philippe, Duque de Orléans. Propiedad de los Orléans hasta 1793, el jardín se convierte en el siglo XVIII en el lugar por excelencia de la vida parisina. A continuación, sufre varias transformaciones por orden del Duque de Orleans, que hizo construir las galerías que circunsciben el jardín.

En el siglo XIX, en un panorama urbano en plena mutación, el Palais-Royal se convirtió en la sede de las instituciones políticas, administrativas y culturales. El Consejo de Estado se establece en 1875, y poco después el Consejo Constitucional y el Ministerio de Cultura, creados bajo la Quinta República. La Comédie Française y el Teatro del Palais-Royal contribuyen a su notoriedad artística.

El Patrimonio Nacional del Palacio Real ha sido catalogado como monumento histórico desde 1994. Su jardín, catalogado en 1920, obtuvo el certificado de "Jardin Remarquable" o “Jardín extraordinario”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.