www.inoutviajes.com
Ana Fernández: Soy una actriz de teatro
Ampliar

Ana Fernández: Soy una actriz de teatro

Instagram

Con “Solas” (1999) el gran público descubrió a una actriz que respondía al nombre de Ana Fernández

“Solas” fue su primer papel protagonista en el cine. La ópera prima de Benito Zambrano otorgó a Ana Fernández un reconocimiento unánime de crítica y de público. Por ese trabajo obtuvo el Goya a la Mejor Actriz Revelación, y el Iris de Plata a la Mejor Actriz Revelación en el Festival Internacional de Cine de Bruselas, entre otros.

¿En qué ha cambiado Ana Fernández desde aquella película?

En dos décadas figúrate. He cambiado en que ahora ya soy una señora (se ríe) y cuando hice “Solas” era una treintañera. Profesionalmente mi vida cambió desde el momento en que se estrena porque fue una película que me abrió las puertas del cine, pero también siempre digo que sin la confianza de todos los directores y directoras que vinieron después esas puertas no habrían estado abiertas tanto tiempo.

No puedo decir que sea una actriz encasillada porque he hecho personajes muy diversos

Le siguieron títulos como ‘Sé quién eres’, de Patricia Ferreira o ‘You're the One (una historia de entonces)’, de José Luis Garci y por la que fue candidata a los premios Goya en la categoría de Mejor Actriz de Reparto.

Ha trabajado con algunos de los directores más prestigiosos del cine español. Entre sus trabajos podemos destacar ‘Tiovivo c. 1950’, de José Luis Garci; ‘Tánger’, al lado de Jorge Perugorría y Fele Martínez; ‘Pasos’, el debut en la dirección del veterano actor argentino Federico Luppi y ‘La promesa’, en la que Ana comparte reparto junto a Carmen Maura.

Ana ha intervenido en títulos tan importantes del cine español como ‘Hable con ella’, de Pedro Almodóvar y ‘En la ciudad sin límites’, esta última junto a Fernando Fernán Gómez y Leonardo Sbaraglia. Ha trabajado también a las órdenes de José Luis Garci en ‘Historia de un beso’, por la que fue candidata al Goya a la Mejor actriz.

Recientemente acaba de estrenar una película, “Suite nupcial”, dirigida por Carlos Iglesias, una comedia, como ella misma recalca…

Se lo agradezco mucho a Carlos, porque siempre he hecho más personajes en circunstancias dramáticas, no me gusta decir que hago personajes dramáticos, porque no es cierto, creo que son mujeres fuertes, supervivientes, que se encuentran en situaciones dramáticas y reaccionan siempre desde la superación, yo las llamo heroínas de lo cotidiano, he hecho mucha mujer que habita la tierra y que se tienen que superar y se convierten en heroínas, son los personajes que más me gustan. Y comedia, que la he hecho, pero siempre ha sido fuera. Hice una película en Venezuela, que se llama “Cuidado con lo que sueñas”, una peluquera de barrio que es un desastre de persona, y es una comedia romántica, podíamos decir, un personaje muy bonito, era una española en Venezuela; luego hice un pequeño personaje que me dio Almodóvar en “Hable con ella”, un personaje con una pincelada cómica; en Chile hice también otra comedia que se llama “Muñeca”; en Italia hice un papel de una mujer en una cárcel, pero era el personaje más cómico, siempre me han visto fuera la posibilidad de hacer ese tipo de papeles…

¿Por qué puede ser eso?

Supongo que igual marca mucho el primer personaje que haces…

A veces eso te encasilla…

Pues ahora estoy en un momento amable, haciendo mucho teatro

No, no puedo decir que sea una actriz encasillada porque he hecho personajes muy diversos, mi primer personaje era una andaluza al borde del otro lado del espejo, del alcoholismo, de lo marginal, y la siguiente película que hice con Patricia Ferreira – ‘Sé quién eres’ - interpretaba una psiquiatra que se iba de Madrid a Galicia, con un punto de un inmadurez que a lo largo de la película ella iba superando, luego he hecho de andaluza emigrante en un personaje maravilloso que se llamaba “La Mari”… me gusta mucho interpretar a personajes de mi tierra. Aquí en “Suite nupcial”, cuando Carlos me lo ofrece, yo solo puse una condición, que tenía que hacer de andaluza y he compuesto una sevillana que me parece que está muy bien y me he divertido mucho haciéndolo.

¿Qué tiene esta película de especial?

Para mí tiene de especial que refleja una generación que se está superando, él es un hombre de cerca de sesenta años, con una relación estable, educado como estamos educados el 90 por ciento de nosotros y nosotras en una educación machista, que se encuentra con una crisis, de pareja, de edad…y a lo largo de la historia y por lo que le va pasando ese hombre va a madurar y va a crecer…

A los hombres les cuesta mucho madurar a veces…

Es verdad, creo que les cuesta un poco más… Además el nombre que le ha dado Carlos a su personaje es Fidel, y empieza la película intentando ser infiel y con esa idea de que todavía puede ser deseado… es un personaje torpe, pero es una buena persona y tiene alrededor mujeres que son más fuertes que él, más maduras y que le hacen ver que está bien el compromiso, su vida, el cumplir años, todo esto en comedia, donde el espectador va a pasarlo bien…

Y tú ¿en qué momento profesional estás?

Pues ahora estoy en un momento amable, haciendo mucho teatro, el cine sinceramente dejo de llamar a mi puerta…

Estoy con un proyecto para El Español que es un teatro que me maravilla

Ocurre en todos los lados en esta profesión, que cuando llegan a cierta edad las dejan de llamar…

Así es, en cambio es en estas edades cuando más cosas tenemos que contar y cuando somos más activas. Tengo que reconocer que empecé muy tarde en el cine, tenía 33 años cuando hice “Solas” y he hecho, creo que unas 35 o 36 películas con personajes protagonistas o secundarios, pero ha sido cine, y de pronto cumplí los 40 haciendo cine, ha habido un lapsus, sí, pero ahora otra vez, está “Abuelos”, está esta “Suite nupcial” y hay otros proyectos, porque empiezan a haber proyectos, y está el teatro…

¿Y qué tal el teatro? Porque eso es muy diferente…

Yo soy una actriz de teatro…

Y tienes al público ahí cerca…

Y nace y muere en la noche, eso es lo maravilloso, y no ni una sola función igual a otra, y no te puedes enganchar a la repetición, que eso ocurre en el cine, que dices vamos a repetir la escena… no, aquí entran a saco… Pero no puedo decir que elijo una cosa más que otra porque me gusta mucho el cine, y me gusta mucho la televisión también, pero…. mi madre es el teatro… y estoy en una cosa personal, que además estoy metida en la producción, que se llama “El lunar de Lady Chatterley”, que es una obra basada en el personaje de H. Lawrence, que es “El amante de Lady Chatterley”, y es un texto escrito por Roberto Santiago y dirigido por Antonio Gil, estoy enamorada de ese personaje, es un compromiso muy duro…

¿Dónde la representáis?

Estuve en El Español en la Sala Pequeña en abril y luego hice una gira, pero en cierto modo “El lunar de Lady Chatterley” se quedó como parado porque me llamaron para hacer un Mamet, un autor que me interesaba mucho, soy una enamorada de Pinter, y creo que Mamet se inspira o le gusta el padre del teatro del siglo XX, que para mí es Pinter, y la posibilidad de hacerla con Juan Carlos Rubio como director y terminamos la gira el 28 de diciembre. Y ahora estoy con un proyecto para El Español, que es un teatro que me maravilla, y he estado en la pequeña y en la grande trabajando, así que cualquier cosa que me dicen que es en El Español, incluso antes de leer el texto lo hago, esta vez es un obra de Lorca, “El dialogo del Amargo”, que lo dirige Paco Suarez y él va a hacer casi como una trilogía de esa pieza, el Amargo gitano, que parte del texto de Lorca, el Amargo republicano y el Amargo homosexual. Eso será para el 5 de marzo. Y mientras tanto sigo pintando lunares, que es como llamo a los bolos y sigo con “El lunar de Lady Chatterley”, que es un alegato que hace porque ella prefiere defenderse a si misma ante un tribunal compuesto solo por hombres.

¿Se puede vivir de esto, porque como dices va por rachas?

Por estadística te digo que no, hay un porcentaje de paro que triplica la gente que trabaja, pero es algo que haces por vocación, entonces es muy difícil que tu vocación se quede parada, que la castres, y quieres luchar hasta donde puedes, de todos modos, cuando hablo con gente más joven siempre les digo que hay que tener algo más que te apasione, porque creo que en la vida hay muchas cosas que te pueden apasionar, a mí, por ejemplo la historia del arte, todo lo que es manual, me gusta pintar…

Y lo mismo, quién sabe, dentro de otra década nos volvemos a encontrar con Ana inaugurando una exposición de sus propias pinturas…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios