www.inoutviajes.com
Sheila Blanco, de los Bioclassics a las Poetas del 27
Ampliar

Sheila Blanco, de los Bioclassics a las Poetas del 27

Instagram

Sheila Blanco es cantante, compositora y comunicadora (así se define en su bio). Nace en Salamanca donde estudia piano clásico y bel canto en el conservatorio profesional. Se licencia en Comunicación Audiovisual en la Universidad Pontifica y tras finalizar sus estudios se traslada a Madrid.

Como periodista que eres ¿Cuál sería la primera pregunta que harías a Sheila Blanco?

Le preguntaría que tal estoy ahora, cómo me siento, ¿qué tal estás?…

Cantó a las poetas del 27 porque las conocí y me entusiasmaron y quería homenajearlas, darlas a conocer

Durante unos años combina su trabajo como periodista en radio y televisión con la música hasta que en 2009 decide aparcar los medios y volcarse de lleno en cantar, tocar y componer mientras continúa estudiando.

“Es barroco, fastuoso, espiritual, indescriptible,

es la música de Dios: Johann Sebastian Bach.”

(Extraído de la versión del Badinerie de Sheila Blanco)

¿Bach es Dios?

Depende del contexto, pero en un contexto lúdico, desenfadado, musical, entusiasta… sí, Bach es Dios.

¿Cómo surge la idea de cantar y contar la vida y obra de los compositores?

La idea de los Bioclassics surge de manera casual para una sección de radio en la Cadena Ser, donde colaboro, en el programa ‘La Ventana’ de Carles Francino. Inspirada por la cantante israelí Noa, que le había puesto letra en inglés al ‘Badinerie’ de Bach, quise homenajearla a ella y a Bach, pero utilizando la versión del ‘Badinerie’ clásica, la barroca y cantando la vida de Johann Sebastian Bach, me parecía una metaidea muy bonita y muy original cantar la vida de este compositor sobre una obra suya, que me encanta.

Los 'bioclassics' de Sheila Blanco condensan en 90 segundos la biografía de los clásicos de la música, y se convierten en virales…

Y han resultado todo un éxito ¿Esperabas que tuviera tanta repercusión?

No, no esperaba que tuviera esta repercusión ni de broma, ha sido toda una sorpresa.

A mí el confinamiento me ha desestabilizado por completo

‘Cantando a las poetas del 27’ es otro proyecto de Sheila que parte de una investigación y estudio de muchas de mujeres que vivieron y trabajaron a la sombra de esa generación de escritores y poetas…

¿Por qué cantar a las poetas del 27?

Porque las conocí y me entusiasmaron y quería homenajearlas, darlas a conocer, aportar mi granito de arena en esta cuestión histórica, feminista, de justicia y de verdad, ellas estaban ahí y no nos las han contado nunca, pero ellas estaban…

¿Esas mujeres son las grandes desconocidas de la cultura española?

Esas mujeres son, como tantas otras en la historia de España y en la historia del mundo, mujeres igual de talentosas y formadas que los hombres, en este caso si tenían esa formación, antes no porque a las mujeres no se las permitía estudiar, es en 1910 cuando ya se puede estudiar en España, la mujer puede seguir estudios superiores y sí, son las grandes desconocidas, la mujer es la gran desconocida, la gran anulada, medida con otra vara de medir, la arrinconada, la infravalorada…

¿Qué lugar tiene la mujer en la cultura oficial?

Diría que ahora tiene un papel cambiante dependiendo de la sociedad en la que la analices, de tu perspectiva, desgraciadamente en muchos países tiene un papel de abnegación y obediencia hacia el hombre, demasiado reducido, anulado, pero creo que ahora está en un papel cambiante y está en auge porque estamos empezando a darnos cuenta de que las mujeres son iguales que los hombre, intelectualmente y que deben de tener las mismas libertades… es que son la otra mitad el mundo y no tiene ningún sentido que no se les dé la misma oportunidad a todos los niveles.

¿Y en la cultura en general?

En la cultura en general aún queda mucho para que estén equiparadas a los hombres, te pongo un ejemplo, los libros de texto no recogen igual las mujeres y los hombres, ni siquiera cuando estaban, como en los años 20, cuando la Generación del 27. Habría que hacer un decreto-ley en el que se explicara por qué las mujeres no estaban, qué estaban haciendo y por qué estaban haciendo eso, por qué no tenían los mismos derechos, las mismas libertades que los hombres, solamente con eso cambiaría mucho a la hora de percibir por qué la mujer está así hoy en día también.

De esas mujeres del 27 ¿Cuál sería la top?

Te puedo decir la que a mi más me gusta o me conecta, pero decirte la top… me gusta mucho Elisabeth Mulder, que es una escritora, novelista, poeta, traductora, escritora de cuentos infantiles, crítica literaria, catalana, tremendamente brillante en todo lo que hizo y aun así estoy muy triste porque gran parte de su obra no la puedo conseguir en ningún lado, lo que me ha llegado me encanta, pero sé que hay un montón de cosas que se editaron, pero que son imposibles de conseguir todavía hasta que no se reediten y esto le pasa a la inmensa mayoría de ellas, que no se puede conseguir toda su obra, entonces no las puedo comparar, ni catalogar, porque no he podido tener el acceso a todo lo que me gustaría.

Te he escuchado cantar a esas mujeres y he visto que el público recibe las canciones con emoción ¿Cómo lo percibes tú?

Yo recibo el cariño de la gente y esa transmisión, esa comunicación que existe en los recitales también, con mucho agradecimiento, mucha gratitud por poderlas cantar y que la gente las escuche y con muchas ganas de seguir y seguir cantándolas y dándolas a conocer…

La cultura ha sido una de las primeras cosas que ha saltado por los aires

Algunas de estas mujeres, conocidas por las Sinsombrero, y que forman parte del proyecto de Sheila Blanco ‘Cantando a las poetas del 27, son: Josefina Romo Arregui, Concha Méndez, Elisabeth Mulder, Margarita Ferreras, Dolores Catarineu, Pilar de Valderrama, Carmen Conde y Ernestina de Champourcín. Pero hay muchas más y merece la pena indagar en ellas, leerlas, estudiarlas…

Aunque es un tema del que no me gusta hablar, ¿Qué ha supuesto para ti el confinamiento y esta crisis?

A mí el confinamiento me ha desestabilizado por completo, me ha venido bien en algunos casos y mal en algunos aspectos de mi vida, pero como soy optimista de nacimiento estoy intentando aprender de todo lo que pasa, seguir adelante con ganas y que no se me acabe la energía y el entusiasmo.

Supongo que te habrá cortado algún proyecto y actuaciones…

Sí, la gira de ‘Cantando a las poetas del 27’ de repente se paró, pero se abrieron otros caminos vía Internet. Y ahora intentando recuperar esos conciertos aplazados e intentando buscar soluciones para problemas que surgen en el momento, y si se pueden solucionar bien y si no, no preocuparme más…

¿Podrás recuperar ese tiempo perdido? ¿En qué condiciones saldrás?

Yo no siento que haya perdido el tiempo, siento que el tiempo, por las circunstancias, hemos empezado a percibirlo de otra manera, pero mi sensación no es de haber perdido el tiempo, para nada, he trabajado mucho, he leído mucho, he hecho muchas cosas que sin el confinamiento no habría hecho, digamos que han cambiado las reglas del juego y me he adaptado y he seguido adelante…

¿Cómo saldré? Creo que salgo reforzada, porque como intento aprender de todo y esto ha sido tan… avasallador, tan fuerte, una experiencia que ha cambiado el mundo entero y lo ha puesto patas arriba, espero salir reforzada y con más ganas de vivir y de ser consciente de que hay que aprovechar el tiempo y valorar las cosas que tenemos cuando las tenemos.

Esto ha sido un palo grande para la cultura ¿ahora qué va a pasar?

No lo sé, estoy viendo lo que está pasando y no me está gustando, estoy viendo que como la cultura adolecía de una mala salud en cuanto a gestión y es de las primeras cosas que ha saltado por los aires, no sabemos lo que va a pasar porque la que ha ocasionado este patas arriba del mundo no está controlado todavía, nadie sabe lo que va a pasar en el otoño invierno con esta pandemia, sí sé lo que me gustaría que pasara y es que las instituciones y el gobierno valoraran la justicia como un bien de primera necesidad que es y se tomaran decisiones para ayudar a la gente primero, a la gente que trabajamos en la cultura y por la cultura y vivimos de la cultura y también a la gente que disfruta de la cultura, que es el resto del mundo, y que la necesita para estar bien, para ser mejores personas, para que el mundo funcione mejor y para ser feliz…

¿Malos tiempos para la lírica?

Sí, muy malos tiempos textualmente, malos tiempos porque todos necesitamos pagar facturas para vivir. Desde el punto vista creativo ya no digo si son malos tiempos porque cuando ocurren estas crisis, a todos los niveles, sociales, económico, pasan cosas creativas muy interesantes… todo depende siempre del color del cristal con que se mira.

Y por último… ¿Cuál sería la última pregunta que harías a Sheila Blanco?

Mi última pregunta sería… quizás un mensaje para escucharlo y sería ánimo, aprovecha el tiempo, cuida de la gente que quieres y cuídate mucho a ti mismo.

Sheila Blanco, voz de mujeres sin voz pero con mensaje, voz de los clásicos que todavía tienen mucho que decirnos…

Sheila Blanco, voz…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios