www.inoutviajes.com
La joyería de alta gama Chaumet y sus símbolos preciosos
Ampliar

La joyería de alta gama Chaumet y sus símbolos preciosos

miércoles 21 de octubre de 2020, 12:52h
Instagram

Símbolos de amor, emoción y poder, las creaciones de la Maison han destacado durante 240 años por el uso de elementos emblemáticos: El número 12, el trigo, la tiara, la abeja o la columna que se eleva en la Plaza Vendôme. Estos símbolos de los deseos más preciados, hacen de cada joya Chaumet un regalo con significado.

Este invierno, Maison Chaumet reinterpreta las tradicionales celebraciones de fin de año, mostrando sus emblemas de forma poética y moderna. Desde 1907 que se establecieron en Vendôme 12 han formalizado códigos singulares que definen su estilo. Por esto, Chaumet presenta 12 símbolos icónicos que han marcado los 240 años de la Maison.

Multiplican deseos, aspiraciones y promesas, cada símbolo cuenta un deseo especial, cuyo significado se refleja en las joyas Chaumet. Con su simbología, las creaciones de joyería Liens, Bee My Love, Laurier y Joséphine, junto con los relojes Dandy y Laurier, representan tesoros con valor para regalar y descubrir.

EL NÚMERO 12 Símbolo de armonía y perfección

El número 12 rinde homenaje al 12 Vendôme, la que es su dirección histórica y el corazón de Chaumet desde 1907. Fue renovado a principios de este año para celebrar el 240 aniversario de la Maison. En 12 Vendôme, nace una fuente de inspiración en constante evolución, Chaumet pone el foco en la creatividad, representada por la tiara Mirage de la colección Perspectives de Chaumet, un ejemplo extraordinario de joyería. Esta tiara adornada con diamantes y zafiros, convierte la tradición de las joyas a través de la superposición de dos tiaras, con tres opciones diferentes de uso, ya sea individual o combinado.

LA ABEJA Símbolo de soberanía y emblema

La abeja es la inspiración para las creaciones de la colección Bee My Love. Se reinterpreta el motivo de panal con una sensación de vitalidad, estas piezas geométricas están destinadas a mujeres independientes que llevan una vida superactiva.

Brazaletes Be My Love

Los brazaletes y anillos Bee My Love, ideales para usar de forma conjunta, combinados o mezclados, están iluminados con diamantes, semipavé o pulidos, resaltados con tonos brillantes de oro rosa, amarillo o blanco.

Anillos Be My Love

Diamantes brillantes con pavés, pulseras de oro y collares cortos dan un toque de sofisticación a sus propuestas. Las piezas son atemporales, para usar todos los días o para ocasiones especiales, delicados y sutiles. Los pendientes de diamantes semipavé resaltan de forma elegante y sutil el encanto de la mujer.

EL TRIGO Un motivo sagrado

El trigo es uno de los temas más antiguos y recurrentes en las creaciones de Chaumet. Es el símbolo de fertilidad y renovación eterna y aparece representado en el sello distintivo de Marie-Étienne Nitot, fundadora de la Maison, así como en las tiaras de la emperatriz Joséphine. Hoy en día, se ha reinventado en las creaciones de la colección Jardins. El trigo es una expresión de prosperidad y abundancia.

EL LAUREL Símbolo de inmortalidad

El laurel es apreciado por Joséphine, significado de victoria y poder, adoptado por Napoléon. El laurel siempre ha estado presente en las creaciones de la Maison, investido de gloria y es que la persona que lleva una ramita de laurel alude a un futuro lleno de éxito y logros.

A través de una estética basada en la ligereza y el movimiento, el motivo de laurel representa una sensación de naturaleza salvaje, vibrante y sofisticada en la colección Laurier Precious Jewellery, dando forma a una tiara y una pulsera esculpidas en oro blanco adornadas con diamantes.

En oro rosa y diamantes, el reloj Laurel esconde una esfera negra, convirtiéndolo en un reloj delicado con una joya de encanto.

EL DIAMANTE

El tallado llamado "pera" realza los diamantes más bellos, y es que recuerda a la forma de las perlas apreciadas por la emperatriz Joséphine. Esta forma de tallado se ha convertido en una firma de Chaumet, creando un elemento reconocible de la colección Joséphine; un deseo audaz destinado a las mujeres con carácter y simpatía.

Joséphine creó nuevas tendencias, de esta forma los aretes Joséphine Valse Impériale son contemporáneos y actuales. Se acentúan las curvas asimétricas del diamante en forma de V evocando al singular diseño aigrette, los diamantes tallados en forma "pera" caen en una sucesión como gotas preciosas, todo un tributo al corte amado por la Emperatriz.

EL LIRIO Un símbolo de inocencia y de poder real.

El lirio ocupa un lugar especial en Chaumet, ya que durante mucho tiempo fue el joyero de las monarquías europeas. Con él, la Maison consuma expresiones de puro amor, materializadas en creaciones formadas con delicadeza y sencillez.

El lirio simboliza la unión de dos personas, y las piezas Liens Évidence son la representación de unidad, afirmando el deseo de amor puro y sincero. Un testimonio de alegría que perdura en el tiempo, el brazalete Liens Évidence, construido con oro pulido y diamantes celebra los preciosos momentos en los que el corazón expresa sus deseos más verdaderos.

J DE JOSÉPHINE Un símbolo de mujer segura, cariñosa, elegante e innovadora.

Joséphine mostró su pasión por la joyería: en Chaumet, encontró un joyero capaz de realzar toda su personalidad. Para la Maison, la 'J' de Joséphine se ha convertido en un símbolo de autoafirmación, de elecciones seguras y absolutas. Rindiendo homenaje al gusto de la Emperatriz, las creaciones de Joséphine Aigrette se crean para mujeres que aspiran a la elegancia.

Las joyas para la cabeza son las piezas centrales de realeza en Joséphine. De la revisión elegante y contemporánea de estas piezas nace la tiara de Joséphine Aigrette en oro blanco y diamantes que está adornada con una delicada hilera de perlas, joyas del mar apreciadas por la Emperatriz.

LA COLUMNA VENDÔME

En 1812 la Maison abrió la primera joyería de la historia.

La tienda estaba en la Place Vendôme, en el número 15. En el centro de esta plaza se levanta la Columna Vendôme, que recuerda el pasado imperial de la Maison como joyero de Napoleón y Joséphine. De forma grandiosa y monumental, se traduce este símbolo en la colección Joséphine.

Anillo Joséphine Splendeur Impériale

El solitario Splendeur Impériale surge del encuentro sin precedentes de dos íconos de la joyería, el anillo tiara y el diamante brillante, celebrando la elegancia eterna y la feminidad majestuosa, evocando al esplendor de la corte de la emperatriz Joséphine.

LA TIARA En 1812 la Maison abrió la primera joyería de la historia.

Es la joya favorita de la emperatriz Joséphine, la primera clienta de la Maison, la tiara es la firma de Chaumet, reinterpretada desde las colecciones de Alta Joyería hasta en los pedidos especiales, así como en los anillos Joséphine. Recordando la tiara fucsia conocida como Bourbon-Parma, este emblema de Chaumet simboliza la presencia de la mujer que lo usa, una expresión de autorrealización.

LA C DE CHAUMET En 1812 la Maison abrió la primera joyería de la historia.

En 1889, Joseph Chaumet asumió la dirección de la Maison y le dio su nombre. La C de Chaumet representa los 240 años de historia de una Maison única y elegante, un símbolo de historia que se asocia con ellos y que busca piezas icónicas y atemporales.

A partir de la C se crean piezas como el icónico reloj Dandy, usado por hombres distinguidos, que cuenta con una esfera azul luminosa acentuada con un pequeño segundero a las seis en punto.

EL LAZO Símbolo de unión.

El lazo representa el vínculo duradero que une a los amantes acercando sus destinos. La colección Liens reinterpreta de forma contemporáne la joya sentimental que apareció por primera vez en 1977. Las piezas de la colección Liens Séduction son románticas y delicadas, siendo los proveedores de una promesa de unión.

EL JOYERO CAPILLA

En consonancia con el estilo de las cajas de alta joyería tradicionales del siglo XIX, la caja azul de Chaumet captura la magia del descubrimiento y preserva el misterio en el tiempo. Se cierra con discreto broche, sus dos lados se abren para revelar la joya escondida en el interior. Representando la promesa de un regalo, el joyero Chaumet expresa la alegría de compartir.

Jeux de Liens Harmony evoca la magia del reencuentro y de la unión. Las dos partes asimétricas del medallón representan a dos personas diferentes, que están conectadas y comprometidas con un futuro juntos.

Las medallas y brazaletes tienen piedras preciosas, nácar y malaquita, oro pulido o diamantes, que se pueden usar conjuntamente. Ideal para regalar o darse un capricho, las creaciones de Jeux de Liens Harmony están grabadas en la parte posterior para celebrar los momentos de felicidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios