www.inoutviajes.com
La Caja de las Letras custodia la «Gramática de la lengua castellana» de Andrés Bello
Ampliar

La Caja de las Letras custodia la «Gramática de la lengua castellana» de Andrés Bello

martes 15 de diciembre de 2020, 10:41h
Instagram

La Caja de las Letras del Instituto Cervantes atesora desde EL LUNES, 14, una primera edición de la «Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos» del filólogo, escritor y jurista venezolano Andrés Bello (Caracas, 1781- Santiago de Chile, 1865), considerado el más grande humanista de Iberoamérica y figura esencial de la cultura en español.

La red CANOA, la agrupación panhispánica para la internacionalización de la cultura en español de la que el Instituto Cervantes es socio fundador, ha rendido este homenaje al intelectual cuando se cumple el 155º aniversario de su fallecimiento.

El director del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en España y secretario ejecutivo de CANOA, Andrés Ordóñez, acompañado del director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, ha sido el encargado de depositar el legado in memoriam del humanista en la caja de seguridad número 1.626 de la antigua cámara acorazada de la institución, donde quedará guardado durante un año, hasta el 14 de diciembre de 2021.

García Montero ha defendido la importancia de todos los hispanohablantes independientemente de su procedencia. «El español hablado por un andaluz es tan rico como el de un castellano y, por tanto, es tan respetable como el de todos los hablantes del inmenso territorio latinoamericano», ha asegurado.

En este sentido, el director ha destacado que Andrés Bello es un «punto de referencia» en la unidad de la lengua española y en el respeto de los matices y de la multiculturalidad del español en las distintas regiones.

Por su parte, el secretario ejecutivo de CANOA, Andrés Ordóñez, ha señalado que «si el devenir histórico hizo de la gramática de Antonio de Nebrija un régimen lingüístico de expansión y de la gramática de Andrés Bello un régimen lingüístico de apropiación», este legado debe considerarse como un «gesto de celebración en el encuentro de nuestra identidad compartida».

Al acto han asistido los representantes de las instituciones integradas en la red CANOA: el delegado del Instituto Caro y Cuervo (Colombia), Martín Gómez; del Centro Cultural Inca Garcilaso (Perú), Alonso Ruiz Rosas, el director de Relaciones Internacionales del Instituto Cervantes, Rafael Soriano, además del ya citado Andrés Ordóñez, director del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM.

Una obra universal y adelantada a su tiempo

La «Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos» es la obra más completa del autor. Se trata de un libro, adquirido por el Instituto Cervantes en su primera edición de 1847, que cuenta, además, con las notas explicativas y a veces críticas, del filólogo colombiano Rufino José Cuervo (1844 -1911), gran defensor de la unidad de la lengua.

Enseñar a hablar y a escribir correctamente fue una parte del ideal civilizador de Andrés Bello. En el prólogo de su gramática afirma que es «importante la conservación de la lengua de nuestros padres en su posible pureza, como un medio providencial de comunicación y un vínculo de fraternidad entre las varias naciones de origen español derramadas sobre los dos continentes».

El filólogo e historiador español Marcelino Menéndez Pelayo llegó a señalar que el poeta, diplomático y autor fue «el salvador de la integridad del castellano en América».

A pesar de su antigüedad y de que sus destinatarios sean los hablantes hispanoamericanos, la gramática de Andrés Bello -escrita hace 173 años- continúa siendo hoy en día uno de los manuales fundamentales de la gramática del español por el acierto de sus análisis y la profundidad de sus intuiciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios