www.inoutviajes.com
Pilar Jurado llega a Madrid con Marzo de Mujeres y Música
Ampliar

Pilar Jurado llega a Madrid con Marzo de Mujeres y Música

Instagram

Pilar Jurado es una soprano española…

Pilar Jurado nació en Madrid. En 1976, con ocho años, empezó sus estudios en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde cursó piano, canto, composición, musicología, pedagogía musical y dirección de orquesta. Amplió su formación en cursos especializados con maestros como Leonardo Balada, Luis de Pablo, José Evangelista, Claudio Prieto, Javier Darias, Tom Johnson y Franco Donatoni.

Su debut en 1992 como solista de la ópera ‘Antigua fe’, de Luis de Pablo, le proporcionó un gran éxito que la llevó a actuar a los mejores teatros operísticos de Europa, obteniendo su consagración ese mismo año con su representación de la ópera barroca ‘Viento es la dicha de amor’, de José de Nebra.

Acepté ser presidenta de la SGAE como una misión que tenía que ver con una responsabilidad con los autores, colectivo al que pertenezco

Pilar Jurado va a intervenir, presentando tres espectáculos en el Teatro Reina Victoria de Madrid, dentro del ciclo “Marzo de Mujeres y Música”. En concreto con Baroque Divine, Arias de cine y Concierto solidario “MÚSICA PARA LA VIDA”.

Con esta artista hemos podido hablar antes de que tenga lugar ese triple reto…

Pilar Jurado es una mujer multidisciplinar, que se dice ahora, porque además de soprano, es compositora y directora de orquesta, y en 2019 fue elegida presidente de la Sociedad General de Autores de España

Vamos a empezar con algo que me intriga: Presidenta de la SGAE ¿Por qué?

Porque el destino lo quiso así. No era algo que me hubiera propuesto previamente, la mayoría de la Junta Directiva pensó en mí para desempeñar ese cargo y yo lo acepté como una misión que tenía que ver con una responsabilidad con los autores, colectivo al que pertenezco.

Pilar Jurado, soprano, compositora, directora de orquesta y presidenta de la SGAE ¿cuál ha sido la labor más dura de todas éstas?

Siempre he aceptado las exigencias de cada una de ellas, todas ellas conllevan disciplina y rigor.

De todas estas funciones que realiza o ha realizado, si pudiera ¿habría alguna que no hubiera hecho?

Creo que todo lo que haces en tu vida te enseña y te hace crecer, todas ellas me han hecho ser quien soy.

¿Y cuál ha sido la que más placer le ha dado?

Todas ellas me han regalado momentos de los que me siento orgullosa. Todo lo que hago en la vida lo hago con mucha pasión, intentando dar lo mejor de mí y buscando lo mejor para los que me rodean.

En 2011 Pilar Jurado estrena en el Teatro Real “La página en blanco”, siendo así la primera mujer de la historia en ver representada una ópera en el citado coliseo, y además es la primera mujer en estrenar una ópera en esa sala madrileña…

Cuando escribí la ópera “La página en blanco” fue por encargo del Teatro Real, así que siempre supe que se iba a estrenar allí

Estrenar una ópera propia en el Teatro Real tiene su aquel ¿Cuándo la estaba componiendo pensaba en llegar allí?

Cuando la escribí fue por encargo del Teatro Real, así que siempre supe que se iba a estrenar allí e incluso sabía la fecha exacta de su estreno.

¿Y cuándo se vio en el Real que sintió?

Fue un trabajo de casi dos años previos al estreno, con continuas reuniones con Gerard Mortier, el director de orquesta, el director de escena y el escenógrafo, después comenzaron las presentaciones de la temporada y seis meses antes grabaciones con la orquesta para el estudio de los cantantes. Un mes y medio de ensayos con los otros solistas, con el coro, con la orquesta. El Teatro Real siempre lo he sentido como mi casa y mi ópera la sintieron todos en el Teatro Real como suya.

Estanos en la Semana de la Mujer, unas fechas creadas para dar mayor visibilidad a la mujer en la sociedad y en los distintos campos profesionales…

¿Hay machismo en el sector de la música en general?

Hay machismo en la sociedad en general, aunque hay sectores que han mejorado más que otros.

¿Y en la ópera en particular?

No más que en otros colectivos. Al final, son las personas las que marcan la línea de las instituciones que representan, por eso no se puede hablar de la ópera como generalidad, habría que hablar de unos teatros u otros.

Y si es necesario dar mayor visibilidad a la mujer, que podemos decir de la cultura en general, y de la música en particular, y más en los tiempos que corren…

¿Qué lugar debería ocupar la música en la cultura?

Me encantaría que volviese a formar parte de las enseñanzas de nuestros niños, con el mismo respeto que a cualquier otra asignatura. La música es fundamental en el desarrollo de nuestro cerebro tanto en el ámbito numérico como en la psicomotricidad y en nuestra memoria. Si fuese parte de nuestra educación, no habría que explicar su importancia, sería obvio para todos.

Estamos pasando un mal momento en general ¿Para usted, que supone estar o haber estado confinada?

Yo siempre trabajo mucho, soy hiperactiva. Desde el comienzo del confinamiento entendí que muchas cosas cambiarían y que el mundo digital se convertiría en la base de nuestras operaciones futuras, así que comencé a prepararme y aprender todo lo que pudiera ser de utilidad para mi futuro profesional y mis nuevos proyectos. Eso me mantuvo centrada y con ilusión a pesar de la dureza de la situación.

¿En qué estado va a quedar la ópera tras esta crisis?

Todo va a quedar tocado de una u otra manera, pero creo que dependerá de nuestra capacidad de adaptación el que la transformación sea más o menos positiva.

Hay machismo en la sociedad en general, aunque hay sectores que han mejorado más que otros

Pero Pilar Jurado, soprano, compositora… tiene una faceta que, quizá, es menos conocida, es embajadora de la Organización Internacional del Trabajo y embajadora del Foro Iberoamericano de Ciudades

¿En qué consisten esas “embajadas”?

Ambas tienen que ver con la capacidad de transformación social que va ligada a la Cultura y al compromiso personal con el activismo en esa transformación. Ser embajadora de la OIT para la Erradicación del Trabajo Infantil y más en el 2021, su año internacional, es un honor y la responsabilidad de ser altavoz de un objetivo difícil pero necesario. Los niños tienen que ser niños, y estudiar, jugar y crecer sin obligaciones que atenten a sus derechos fundamentales. Por otra parte, el Foro Iberoamericano de Ciudades pretende dar las pautas de cómo deben ser las ciudades ideales para una sociedad civilizada y justa. En ese sentido, no puedo entender una ciudad que no se preocupe por hacer de la Cultura parte de su día a día. Mi misión es ayudar a debatir y construir las bases para construir ciudades con concepciones más humanísticas y espacios para el Arte sea creado y disfrutado.

¿Cómo se compagina todo en el día a día?

Haciendo camino al andar, como diría Antonio Machado.

Aunque sea una soprano consolidada y reconocida, seguro que sigue aprendiendo cada día, ¿hasta cuándo?

Como ser humano, siempre seguiré aprendiendo.

¿Quiénes son o fueron sus referencias?

Tengo muchos referentes, tanto en el canto, como en la composición, en la dirección de orquesta y en la vida. Si hablamos de cantantes, Edita Gruberova, Elisabeth Schwarzkopf, Tebaldi como técnica, Callas como interpretación. Como compositores, Bach, Stravinsky, Bartok, Messiaen, Boulez, Ligeti, Crumb… Como directores Bernstein, Sinopoli, Michael Schønwandt, Nikolaus Harnoncourt… y tantos otros que me han enseñado a amar cada día más la música.

Musicalmente hablando ¿qué papel le gustaría interpretar?

He tenido la suerte de interpretar papeles que adoro como la Zerbinetta o la Rosina. Pero también me estimula interpretar nuevos papeles de nuevas óperas, dar vida por primera vez a un personaje es algo muy especial.

¿Cuál considera el mejor compositor operístico?

Hay más de un gran compositor de ópera y no son comparables entre ellos porque pertenecen a momentos y estilos diferentes. De todos ellos, haciendo un gran esfuerzo por seleccionar, diría dos nombres Puccini y Richard Strauss, pero me dejaría muchos otros que adoro y sin los que no podría entender la ópera.

Hay más de un gran compositor de ópera y no son comparables entre ellos porque pertenecen a momentos y estilos diferentes

¿Y la mejor ópera?

Muero de amor por muchas de ellas: Tristan e Isolda, La Bohème, Madama Butterfly, Ariadne auf Naxos, Le Grand Macabre… ¡me dejo cien más!

Premios, premios, premios ¿qué significan y para que valen?

Es el reconocimiento que otros dan a tu trayectoria y sirven para recordarte que el camino que has hecho ha merecido la pena y que hay que seguir haciéndolo cada día, porque quedan muchas cosas por hacer.

Lo dijimos al principio y lo repetimos cuando estamos acabando esta entrevista. Pilar Jurado presentará tres espectáculos en Madrid, bajo el título de “Marzo de mujeres y música” …

¿Qué quiere decir ese título?

Que siempre es un buen momento para recordar que ha habido, hay y habrá muchas mujeres que son parte de la historia de la música. Que marzo durante muchos años se ha ligado a la mujer y que será maravilloso cuando ya no sea necesario que el 8 de marzo se hable de la mujer, porque eso significará que hombres y mujeres tendrán las mismas oportunidades, serán igualmente remunerados por el mismo trabajo, las mujeres no serán el principal objeto de trata y no habrá que contabilizar las pérdidas humanas por violencia de género. Será el día en el que sólo el talento determinará la idoneidad de las personas que estén en los puestos de poder de decisión. Seguramente es una utopía, pero me gusta soñar.

Va a hacer ‘Baroque divine’, ‘Arias de cine’ y el ‘Concierto solidario’ ¿qué supone eso para usted?

Es un “tour de force", pero sobre todo es dejar claro que la música se pone en marcha a pesar de las adversidades para seguir ayudando a la sociedad a disfrutar de la belleza, a sentirse vivo y a equilibrarse para superar el día a día con más optimismo.

Y ya sí por último, ¿de los tres espectáculos cuál es el que no hay que perderse?

¡NO HAY QUE PERDERSE NINGUNO!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios