www.inoutviajes.com
Schweppes y Absolut diseñan una ruta dedicada al combinado Moscow Mule
Ampliar

Schweppes y Absolut diseñan una ruta dedicada al combinado Moscow Mule

lunes 28 de junio de 2021, 11:19h
Instagram

No nació siendo icónico, ni tampoco con vocación de combinado de moda. Con más de 80 años de antigüedad, el Moscow Mule surge en 1941 en la costa oeste de Estados Unidos, fruto de la azarosa colaboración entre tres empresarios poco afortunados. Jack Morgan había elaborado sin éxito una cerveza de jengibre, John Martin contaba con los derechos de comercialización de cierta marca de vodka y Sophie Berezinsky necesitaba sacar adelante un excedente de jarras de cobre (hoy codiciadas, entonces poco populares). El Moscow Mule es un ejemplo histórico de que en hostelería la unión hace la fuerza y un modelo a seguir para dos marcas líderes en su segmento, Schweppes (buque insignia de Suntory Food & Beverage Spain) y Absolut (vodka) prémium perteneciente al portfolio de Pernod Ricard), que han decidido renovar juntas la icónica receta y consolidarla como tendencia.

Desde el mes de junio, 100 locales que por su ubicación, ambientación y versatilidad han sido elegidos por ambas firmas como los mejores para tomar el Moscow Mule en Madrid, ofrecerán a un precio de entre 8 y 12 € la receta perfecta del combinado del momento: 5 cl de Absolut Vodka, 20 cl de Schweppes Ginger Beer & Chile, twist y un chorrito de lima y bien de hielo. Servida, por supuesto, en jarra de cobre Julep. Algunos de ellos son Habanera, Peyote San y Pipa & Co (de Grupo Larrumba), Ultramarinos Quintín y Aarde (de Grupo Paraguas), Sala Equis, Gorila Pub, Casa Suecia o la terraza del hotel Generator.

DE CÓMO EL VODKA Y EL GINGER BEER HAN VUELTO A ESTAR DE MODA

Aunque siempre ha estado ahí, lo cierto es que el vodka está experimentando un merecido repunte tras la ausencia del ocio nocturno, franja en la que tradicionalmente ha dominado. Elaborado al sur de Suecia con agua y trigo de invierno, el de Absolut es uno de los más famosos del mundo y ha redefinido completamente el concepto de vodka de calidad. Desde la marca defienden que este carácter prémium hace apto el destilado para el consumo de día, y que combinados sencillos y de gran viveza como el Moscow Mule descubren nuevas formas de consumirlo.

Por su parte, la cerveza de jengibre ha vuelto a nuestras vidas de la mano de Schweppes, firma que la ha reformulado en un producto de innovación perteneciente a su portfolio Selection, Ginger Beer & Chile. Elaborado con ingredientes de origen natural, el mixer se caracteriza por un sabor exótico e inesperado, que refresca y sorprende al primer trago gracias a un particular retrogusto de jengibre y al golpe picante del chile. Está pensado tanto para consumir solo —en refresco bien preparado— como para potenciar los combinados de trago largo, y resulta especialmente idóneo para reinventar el clásico Moscow Mule, dándole mayor complejidad, exotismo y persistencia por el punto picante, y para aportar intensidad a cualquier tipo de vodka, desde el más suave hasta el más potente.

Así, Absolut y Schweppes, que comparten los valores de versatilidad, vanguardia e innovación, encuentran el uno en el otro el mejor aliado para reinventar el Moscow Mule desde un nuevo enfoque especiado e irreverente, capaz de refrescar el paladar en los meses más calurosos del año y de aportar un extra de vitalidad a esas copas de tarde a las que tanto nos hemos aficionado. «El Moscow Mule se está convirtiendo en la bebida perfecta para disfrutar del caluroso tardeo madrileño. En Schweppes estamos encantados de presentar la ruta de los 100 mejores locales para disfrutarlo junto con Absolut», afirma Antonio Garrido, Director de Marketing de Suntory Beverage & Food Spain.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios