www.inoutviajes.com
Horcajo 2016, el vino más premium de la bodega Cepa 21
Ampliar

Horcajo 2016, el vino más premium de la bodega Cepa 21

lunes 31 de enero de 2022, 09:07h
Instagram

La bodega vallisoletana Cepa 21, de estilo boutique y ubicada en la localidad de Castrillo de Duero, en el corazón de la Ribera del Duero, apuesta por vinos de pura cepa, fieles al terroir del que proceden pero preparados para sorprender al consumidor actual. Partiendo de esta filosofía, la bodega creó Horcajo, cuya primera añada fue la de 2014. Etimológicamente Horcajo significa ‘punto de unión de dos montañas’, y es el vino más premium de la bodega, que se ha convertido ya en un símbolo de la moderna viticultura.

ELABORACIÓN Y PROCEDENCIA SINGULARES

Horcajo 2016 está elaborado con uvas procedentes únicamente de la parcela Horcajo, ubicada a una altitud de entre 850 a 900 metros. Su localización hace que reúna unas condiciones excelentes para el cultivo de la vid por su protección frente a heladas, la heterogeneidad en el terreno y la fertilidad de sus suelos. Una parcela que, pese a su reducido tamaño, aporta al vino multitud de matices. Es un vino complejo y elegante, que se fermenta a temperatura controlada en depósitos de acero inoxidable con una maceración de 26 días con los hollejos. La crianza se realiza en barricas de roble francés durante 18 meses.

UNA COSECHA EQUILIBRADA Y UN PARTICULAR MICROCLIMA

En 2016, el inicio de la primavera estuvo marcado por temperaturas frescas y abundantes lluvias que retrasaron levemente la brotación del viñedo. El verano tuvo temperaturas ligeramente superiores a las normales, siendo el mes de septiembre especialmente seco. Las reservas de agua del suelo acumuladas fueron suficientes para mantener un rendimiento óptimo de la planta. Como resultado, fue un año de cosecha abundante equilibrada y con gran madurez.

CON PODERÍO Y AMABILIDAD

El resultado de la singularidad del viñedo, del máximo respeto por la variedad y de una cuidada elaboración es Horcajo 2016, un vino que presenta un color rojo cereza picota muy cubierto. En nariz es intenso y complejo donde las notas a frutos negros propias del tempranillo aparecen llenas de matices que evolucionan en la copa sin perder la frescura. En la boca es poderoso pero amable, con un tanino redondo y un postgusto largo y persistente. Un vino que prolonga el placer de disfrutarlo.

En definitiva, un vino que, según José Moro, presidente de Bodegas Cepa 21 y Bodegas Emilio Moro, “es un verdadero elixir. En él se percibe auténtica calidad a través de la multitud de matices que muestra. La boca es poderosa pero es a la vez muy generosa. Es un vino que te atrapa con su elegancia y contundencia desde la primera hasta la última copa”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios