www.inoutviajes.com
Espectáculos con la esencia del flamenco: la intimidad
Ampliar

Espectáculos con la esencia del flamenco: la intimidad

viernes 08 de julio de 2022, 08:47h
Instagram

Espectáculos con la esencia del flamenco: la intimidad

Essential Flamenco, en la Calle de la Cruz, 26 (Madrid), organiza espectáculos de flamenco en directo de una duración de 60 minutos, dirigidos por el reconocido bailaor, El Mistela, ganador del Premio Nacional de Flamenco.

Essential Flamenco, lleva al espectador a las raíces del flamenco. Desde sus comienzos, el flamenco se ha desarrollado en la intimidad. Se bailaba y se cantaba en “el cuarto”, ante un grupo escogido de amigos, sin amplificación alguna. Y se elegía las cuevas de ladrillo, por su magnífica sonoridad. Este es el espectáculo auténtico, genuino, que ha recreado en la Sala Torero de este local de Madrid. El cuadro flamenco consiste de una pareja de bailaores, un cantaor, una guitarra, violín y percusión, un espectáculo en la intimidad de una cueva de ladrillos originales.

Juan Manuel Rodríguez, con el nombre artístico El Mistela, es un reconocido bailaor que nació el día en el que el Farruco lo bautizó así: “Eres como el mistela (un vino Andaluz), a veces dulce, a veces amargo, siempre con sentimiento”. Premio Nacional de la Crítica Flamenca, el Mistela ha actuado en Tokio, París, Roma y Sevilla. Ha sido primer bailaor en ‘Carmen’, con Salvador Távora y en ‘El Amor Brujo’, con Mario Maya. Su dirección del espectáculo asegura buen gusto y una actuación de calidad.

Un espacio que recupera la intimidad, que era la esencia del flamenco auténtico. El público pegado literalmente al escenario, rodeado de tres filas de sillas. Sin mesas, sin comidas, sin distracciones. El flamenco es un arte que se sustenta por sí solo.

El flamenco toma elementos del folclore andaluz, pero lo estiliza, lo sublima, y lo convierte en arte. El flamenco jondo (jondo viene de hondo, profundo) combina cinco culturas musicales: el folclore andaluz local, la música que traían los gitanos (que emigrando desde la India llegaron al sur de España en el año 1400), la música árabe (los árabes estaban desde el año 700), y también rasgos musicales de los Judíos y los castellanos. Es una música que toca el alma universal. Para entenderlo, solo hace falta sentirlo; para sentirlo, la intimidad es fundamental.

Antes de llegar a los escenarios públicos, se tocaba en familia, en fiestas privadas, en sótanos a puerta cerrada, que le daban un aire de semi clandestinidad. El flamenco no está hecho para eventos multitudinarios El flamenco allí languidece, echa en falta su esencia: la intimidad.

Tablao

El término “Tablao”, proviene de la palabra tabla. A principios de 1900, el flamenco era una música que solo escuchaban oídos selectos en fiestas privadas. Las actuaciones se improvisaban: los señoritos adinerados (muchos aristócratas), hacían una bolsa común y contrataban artistas, de la talla de Antonio Chacón, Ramón Montoya, Manuel Torres; La niña de los Peines, Pastora Imperio… por esas fiestas pasaron todos los grandes del flamenco. Las actuaciones se realizaban generalmente en los sótanos de ladrillo abovedados que muchas tabernas, como la nuestra, tenían abajo. La bóveda de ladrillos es extraordinaria para la música, no reverbera y amplifica de forma natural el sonido. Los asistentes se sentaban en corro, y los artistas cantaban y bailaban en el centro.

Para el bailaor, para que resonara el zapateo, se ponía en el suelo una tabla. Allí nació el nombre “Tablao”, que luego se popularizó en locales públicos que se fueron abriendo por Madrid.

El flamenco jondo necesita silencio, atención y el respeto de los asistentes, para que aparezca la emoción profunda, eso que los gitanos llaman “duende”.

El propósito de esta sala, abierta en 1990, es devolverle al flamenco el prestigio entre los españoles.

La ficha artística

Compuesta por José el Bocadillo, Juan el Mistela, Andina Melo Dupak, Judit Vargas y Atenea Toro al baile; Jorge el Canastero y Eleazar Cerreduela al cante; Carlos Orgaz y Raúl Ramírez a la guitarra y Julio Alcocer Rafael Jiménez y Kiko Jimenez al cajón.

Programa de actividades

Essential Flamenco tiene programados los siguientes espectáculos y actividades:

Espectáculos de Flamenco Jondo, dirigidos por Juan “El Mistela”, Premio Nacional de la Crítica Flamenca. – Todos los días, a las 18:00, 19:30 y 21:00 h, titulado “Essential Flamenco”. Un bailaor, una bailaora, cante, guitarra, cajón y violín flamenco.

Espectáculos de Teatro Flamenco, sobre textos de Federico García Lorca, dirigidos por Mónica Tello, reconocida directora teatral – Los Viernes, sábados y domingos, a las 17 h, titulado “Teatro a las cinco”. La obra cuenta con recitado, baile, cante y guitarra flamenca.

Clases de flamenco jondo. Masterclass a cargo de “El Mistela”, y clases intermedias a cargo de Jose “El Bocadillo”. Una al mes, los domingos de 12 a 16 h.

Próximas actividades

  • Videoforum: Cine y Flamenco – Proyección de películas flamencas con posterior charla-debate a cargo de Carlos Aguilar y Anita Haas.
  • Conferencia-demostración de Construcción de guitarras flamencas, a cargo de José Romero, Luthier.
  • Presentación de libros, Exposición de pinturas, entrega de premios, etc.

El flamenco es una música elegante y por tanto se ha reformado este local de 500 m2, en pleno centro de Madrid, para albergar este arte en una casa elegante.

La sala cuenta con dos plantas, tres escenarios, dos camerinos, una sala de conferencias, entrega de premios, una tienda de souvenirs españoles de calidad y librería flamenca.

El sótano, de ladrillos abovedados, tiene la sonoridad perfecta para el flamenco. Por esa razón no se usa amplificación, el sonido es directo.

Por respeto a este arte, no servimos comidas, ni antes, ni durante la actuación.

Se mantiene un aforo máximo de 70 espectadores en el espectáculo. La intimidad está en los genes del flamenco. El público está sentado en semicírculo, rodeando a los artistas, como solía ser en las fiestas familiares gitanas, la cuna del flamenco.

La dirección artística de “El Mistela”, es un sello de calidad. Los artistas que intervienen son de alto nivel y el hecho de ser fijos, crea entre ellos una complicidad que se trasmite a los espectadores. El duende, como llaman los flamencos a esa comunión emocional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios