www.inoutviajes.com
El calsot de La Mancha y otras sabrosas excusas para viajar a Consuegra
Ampliar

El calsot de La Mancha y otras sabrosas excusas para viajar a Consuegra

Instagram

Que Consuegra fuese elegida por Euro-Toques, la comunidad integrada por algunos de los mejores cocineros de Europa (más de 3.500, de 18 países europeos), para celebrar su reunión anual, no es baladí. La frescura y sostenibilidad de los productos de sus campos, la calidad de su carne de caza, la capacidad de fusionar siglos de tradición a los fogones con las técnicas de cocina más innovadoras, son un atractivo indiscutible para cualquier profesional de la gastronomía. Más aún para los miembros de Euro-Toques, protectores de ese patrimonio culinario europeo que tanto nos identifica en diversidad y raíces, en todo el mundo.

Si además cuando miras por la ventana puedes admirar el conjunto molinero mejor conservado de España y el castillo de La Muela, vigilando la ciudad desde lo alto del Cerro de Calderico, sobran las explicaciones. Consuegra (Toledo) es un destino gastronómico de lo más top y tres son sus principales ingredientes para mantenerse en lo más alto. ¡Ven a probarlos!

Calsotada, nivel gourmet

La mayor producción de calsots o cebolletas de toda España sale de los campos de Consuegra. Tierra propicia para el bulbo y, en especial, para este producto indispensable en cualquier despensa de categoría. Los consaburenses lo saben tan bien que cada año celebran las Jornadas de la Cebolleta para ensalzar las propiedades de este ingrediente de cercanía que tanto carácter imprime en la cocina española. Toma nota de la fecha de esta nueva edición: el domingo 4 de diciembre.

La oportunidad es excepcional y este año, con la presencia de los cocineros de Euro-toques más aún, pues, además de la tradicional calsotada, se podrá degustar una tapa de diseño a cargo de los chefs europeos, una reinterpretación de la cebolleta que dará un paso hacia la modernidad, sin olvidar la importancia del pasado: Calçotada manchega, tradición vs vanguardia, elaborado por eurotoques Castilla La Mancha. Guisos tradicionales elaborados por los cocineros de eurotoques Castilla La Mancha que donaran la recaudación a los pisos tutelados del centro Ocupacional “Reina Sofía” de Consuegra.

En torno a una enorme parrillada de calsots, que inunda de sabor el aire en la Plaza de España de la localidad, se intuirá todo lo demás: la tradición, el patrimonio, la cultura... Vecinos y turistas podrán compartir el gusto por lo natural, mientras conocen los secretos del campo de manos de hortelanos y productores locales.

Un poco de salsa romesco para acompañar, con el recuerdo de un Mediterráneo siempre presente en estas tierras: sus almendras, sus nueces, sus tomates, el dulzor de la ñora... En la copa no faltarán los vinos de Consuegra, que maridan a la perfección con el campo. Olor a azafrán, un poco de queso de oveja manchega, un cuchareo y, para terminar, unos hojaldres bañados en el último sorbo de tinto, unos mantecados o un homenaje navideño con uno de los mejores mazapanes de España. Lo más tradicional se hace gourmet en Consuegra.

Una sólida oferta culinaria

Cuando los mejores productos crecen y pastan en las tierras que pisas, combinarlos de un modo majestuoso, más que un milagro es una obligación. Caminando por las calles de Consuegra los fogones te despiertan el alma, cualquier mesa es buena para sentarse a degustar los sabores manchegos de influencia mediterránea y pinceladas árabes y romanas. Desde las gachas más tradicionales a las nuevas interpretaciones de la clásica sopa castellana. La receta de la casa de perdiz escabechada, una tapa de venado o jabalí, un rin-ran o un asadillo. Cualquier propuesta es una experiencia en la que puedes elegir. Darte un homenaje en buena compañía dentro de una cueva que llega hasta las entrañas del castillo de La Muela o catar un buen vino de la zona mientras degustas las versiones sibaritas de los productos locales. Consuegra esconde muchos sabores diferentes: los de siempre y los de mañana.

El mejor azafrán del mundo crece en su tierra

Porque mantener viva una tradición desde hace siglos deja muchas cosas a cambio, y una de ellas, es el sabor en la cocina. Los campos de Consuegra florecen de azafrán con la llegada del otoño, para fortuna de los amantes de la buena gastronomía. De la flor a la monda, de la monda al secado y del secado al plato. La especia más cara del mundo se recoge a mano y se huele, se degusta y se saborea en todo Consuegra. El amarillo intenso en los arroces, pero también el sabor especial en los guisos, el toque maestro en la carne de caza, el guiño en un postre. La calidad del azafrán de Consuegra está en lo más alto del ranking a nivel mundial y a esta altura eleva cada receta que toca. Venir a degustar los clásicos de la cocina consaburense y las nuevas interpretaciones, modernas y arriesgadas, que se han hecho con esta especia tan valiosa, es obligatorio para todo foodie que se precie.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios