www.inoutviajes.com
Bertarido (Bejun Mehta)
Ampliar
Bertarido (Bejun Mehta) (Foto: @ Monika Rittershaus)

“Rodelinda” en el Teatro Real

lunes 27 de marzo de 2017, 16:39h
Instagram

Rodelinda llegará por primera vez al Teatro Real en una nueva producción de uno de los mejores directores de escena del momento: Claus Guth

con dirección musical de Ivor Bolton, uno de los máximos especialistas en la interpretación de este repertorio. De todos los tipos de amor que dibujan los libretos operísticos –el romántico, el prohibido, el familiar, el amor al poder, el amor a la patria o incluso el amor propio–, el que más escasea es precisamente el más ritualizado: el amor conyugal.

Hasta el 5 de abril

Georg Friedrich Händel vio en la fidelidad de la reina de Lombardía hacia su esposo una historia en que inspirarse para componer la que llegaría a ser una de sus óperas más apreciadas desde su estreno en Londres en 1725, y que ahora llega a España.

Punto de partida

De todos los tipos de amor que dibujan los libretos operísticos -el romántico, el prohibido, el familiar, el amor al poder, el amor a la patria o incluso el amor propio- el que más escasea es precisamente el más ritualizado: el amor conyugal. Antes de que Ludwig van Beethoven apostara por la rareza que supone ensalzar la lealtad matrimonial en su Fidelio, Georg Friedrich Händel ya vio en la fidelidad de la reina de Lombardía por su esposo una historia en que inspirarse para componer la que llegaría a ser una de sus óperas más apreciadas desde su esterno en Londres en 1725, y que ahora llega al Teatro Real. Para ello se sirve del personaje de Rodelinda, que mantiene su compromiso con Bertarido a pesar de creerlo muerto, y se resiste a casarse con el usurpador del trono, Grimoaldo, deseoso de cimentar su control sobre Milán gracias a esa boda. Händel escribe una música cautivadora y medida al milímetro para insuflar veracidad a cada matiz emocional, convirtiendo a Rodelinda en una historia llena de coherencia y solidez dramática -no en vano está basada en una obra de Pierre Corneille, Pertharite, roi des Lombards- donde se reinvidican como indestructibles los cimientos del matrimonio.

10 cosas que debes saber sobre 'Rodelinda'

  1. “Si se repasan los libretos en busca de algún ejemplo de un matrimonio feliz y fiel, éste se suele encontrar, con no poca frecuencia en las óperas de Händel. Por ejemplo, encontramos a Cornelia, fiel hasta la muerte, aunque su marido Pompeyo ha muerto antes de que la ópera comience. Y a Rodelinda, también fiel a un esposo que ella cree muerto.” Donna Leon
  2. De los grandes papeles que Händel preparó para sus sopranos, Rodelinda es sin duda alguna uno de los más gloriosos, repleto de arias de una belleza infinita. Su variedad emocional puede que no sea tan amplia como la de Alcina y Cleopatra, pero posee una gran profundidad, puesto que se mantiene fiel a la memoria de su marido.
  3. El padre de Händel no era un gran admirador de las ambiciones musicales de su hijo. De hecho, cuando era un niño, Händel tenía que esconderse en el ático para tocar el clave.
  4. Rodelinda, séptima ópera de Händel para la Royal Academy of Music, se estrena en el King’s Theatre de Londres el 13 de febrero de 1725, la misma temporada que Tamerlano, con el mismo reparto estelar: la soprano Francesca Cuzzoni (Rodelinda) y los castrati Senesino (Bertarido) y Andrea Pacini (Unulfo).
  5. Rodelinda obtuvo un gran éxito en su estreno, lo que hizo que se representara catorce veces durante la primera temporada, y que se representara de nuevo en la temporada siguiente, el 18 de diciembre de 1725.
  6. Händel fue un compositor extremadamente prolífico: compuso más de 40 óperas y 26 oratorios a lo largo de su carrera. Sin embargo, hay dos periodos que aglutinan sus óperas más destacadas: el primero con Giulio Cesare, Tamerlano y Rodelinda de 1724 a 1725, y diez años después, de 1733 a 1735 Orlando, Ariodante y Alcina.
  7. Un extraño incidente en 1704 podría haber truncado la carrera de Händel: un enfrentamiento con el compositor Johann Mattheson. Por razones desconocidas, los dos se batieron en un duelo a espada en el que Mattheson casi mató a Händel. Un botón de su chaqueta detuvo el acero.
  8. Händel fue nombrado director musical de la Royal Academy of Music de Londres y uno de sus compositores principales, junto con Giovanni Bononcini y Attilio Ariosti. Como director tenía asignada la tarea de contratar a los cantantes más destacados de su época para cantar en la capital británica: Francesco Bernardi, Senesino y la soprano Francesca Cuzzoni, entre otros, fueron atraídos por unos honorarios astronómicos.
  9. El compositor más querido de Gran Bretaña no nació allí: Händel nació y se crió en Halle, Prusia. Originalmente alemán, Händel aprendió el oficio de compositor en Italia, desarrollando su carrera en Londres. Esta naturaleza cosmopolita le permitió revolucionar la ópera italiana desde su poderosa posición londinense.
  10. Tratar con las estrellas no siempre es fácil. Händel tuvo a su disposición los nombres más rutilantes de su época, y con la diva que estrenó Rodelinda en 1725 tuvo varios encontronazos. El más famoso de ellos tuvo lugar cuando Francesca Cuzzoni se negó a cantar el aria «Falsa imagine» de la ópera Ottone. La respuesta del compositor fue coger a la Cuzzoni en volandas y amenazar con tirarla por la ventana. El argumento surtió efecto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios