www.inoutviajes.com
Ruta modernista
Ampliar
Ruta modernista (Foto: Pedro Serra Chumillas)

Ruta por los cinco enclaves más destacados del modernismo en Palma

Instagram

Palma es una de las ciudades que cuenta con más ejemplos de arte modernista en sus calles, fruto de la historia reciente de la capital de las Islas Baleares. Con la llegada del buen tiempo y las ganas de pasar más horas al aire libre, la ruta modernista se erige como una de las actividades más interesantes para realizar durante una escapada a la ciudad.

El modernismo en Palma se desarrolló entre finales del siglo XIX y principios del XX, de la mano de arquitectos autóctonos de la isla como Gaspar Bennàssar, Jaume Alenyar o Francesc Roca, que construyen sus obras coincidiendo con el ascenso social de la burguesía mallorquina gracias al comercio y la emigración.

Tres de las ideas clave que manifiesta el modernismo como revolución artística y cultural son naturaleza, libertad y progreso. Unas premisas que pueden descubrirse entre los distintos edificios que se encuentran a lo largo del casco histórico de Palma y que pueden conocerse en un agradable paseo de dos horas. Algunos de los más destacados son:

Casasayas y la Pensión menorquina

Colindante a la Plaça del Mercat, se alzan el edificio Casasayas y la pensión Menorquina, ambos conocidos como Las Casasayas. Los dos edificios son simétricos y separados por la calle de Santacília. Aunque fueron planeados con la intención de unirse, el proyecto nunca se llevó a cabo.

Josep Casasayas, propietario de la pastelería de Can Frasquet ordenó la construcción de la obra y el proyecto lo llevó a cabo Francesc Roca y se acabó bajo la dirección de Guillem Reynés. Construidos entre 1908 y 1911, sus fachadas onduladas favorecen la plasticidad y dinamismo del edificio. Aparecen representados helechos, acantos y mariposas como manifiesto a la naturaleza, uno de los ideales del modernismo.

Can Corbella

Este edificio, ubicado en la Plaça de Cort y proyectado por Nicolás Lliteras, pertenece a la corriente premodernista y se inserta a su vez en otra corriente histórica de expresión, el neomudéjar. Nace como encargo de la familia Corbella y se diseña como un edificio plurifamiliar de viviendas que unifica tres fachadas.

Destacan los arcos de herradura con cristaleras de colores de la planta baja. Las tres plantas superiores contienen altos ventanales con decoración lobulada y se separan por columnas ornamentales de madera. La planta superior está coronada por una torre octogonal.

Casa Forteza Rey

Situado en el número uno de la calle Colón, cerca de la plaza Mayor, aparece este edificio donde destacan las cerámicas policromadas de la fábrica mallorquina “La Roqueta”. Diseñada por el joyero Lluís Forteza Rey, recibe grandes influencias del Modernismo catalán y ello puede apreciarse en las grandes similitudes con la Casa Batlló de Antoni Gaudí. Conviene ir con el carrete bien cargado’ (o la memoria el móvil con espacio suficiente), ya que es uno de los edificios más fotografiados de la ciudad a causa del trencadís (cerámica quebrada) colorido de la fachada, el uso de hierro forjado y también por su decoración floral.

Almacenes L’Águila

Vecino del anterior, los antiguos almacenes Águila se encuentran en la calle Colom. Fueron construidos en 1908 por el arquitecto municipal de Palma Gaspar Bennazar, una de las figuras más importantes de la arquitectura de la isla. La estructura consta de cuatro plantas con decoraciones florales y los balcones de la fachada son de hierro ondulado, lo que aporta un gran dinamismo propio de esta corriente. Siguiendo con un objetivo funcional, las columnas de hierro hacen de mensaje y permiten la instalación de vidrieras para obtener una mayor iluminación interior.

Casa de les Mitjes

En la misma calle que los almacenes, se encuentra la Casa de les Mitjes (casa de las medias). Sus cinco plantas fueron diseñadas en 1906 por Lluís Forteza Rey con la intención de crear vivienda y la adaptación de su taller en la planta baja, la Antigua Casa de las Medias. La decoración del edificio se basa en plafones de madera con molduras curvilíneas y de carácter vegetal. También adopta el trencadís de Gaudí bajo los balcones. De planta triangular, destacan los dos balcones del cuarto piso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios