www.inoutviajes.com
Barahona, la maravilla turística más desconocida de la República Dominicana
Ampliar

Barahona, la maravilla turística más desconocida de la República Dominicana

Instagram

Aún permanecen vírgenes sus playas, ríos y montañas, y aunque es visitado por muchos ciudadanos dominicanos y extranjeros, todavía lo que falta por descubrir es mucho.

Barahona es el Lejano Oeste de República Dominicana, un lugar que destaca por sus escenarios panorámicos, playas para practicar surf, biodiversidad, bosques y observación de aves.

Fundada en 1802 por el general haitiano Toussaint Louverture, Barahona es conocida popularmente como “la novia del Caribe”. Se dice que en ningún lugar de la isla el mar es tan bello como en Barahona sus acantilados son realmente imponentes.

Un lugar que destaca por sus escenarios panorámicos, playas, biodiversidad, bosques y observación de aves

Se trata de un lugar que poco a poco se está convirtiendo en uno de los destinos más solicitados por el turismo.

Sus playas de aguas turquesas y arenas blancas, así como paisajes de ensueño enclavados en plena naturaleza, transforman este espacio en uno de los lugares preferidos no solo para el turismo de sol y playa, sino también para el ecoturismo, pues se puede encontrar desde el bosque seco más propio del interior hasta bosque húmedo de carácter tropical en la sierra de Bahoruco.

Entre los atractivos de la bonita ciudad de Barahona se puede encontrar la arquitectura, caracterizada esencialmente por el arco del Triunfo, levantado en la época de Rafael Trujillo; la catedral de Nuestra Señora del Rosario, de 1948; el Palacio Municipal, el parque Central, la torre del reloj o el edificio de bomberos, de época decimonónica y que todavía mantiene la estructura. Estos son algunos de los interesantes monumentos de la ciudad, de la que se dice que el nombre proviene de un popular apellido español de la época de la colonia.

Los alrededores también son muy recomendables como destinos turísticos, destacándose Azua, Independencia, Pedernales o Bahoruco como mejores propuestas.

Ubicada en la parte sur oeste de Republica Dominicana, a 190 kilómetros de Santo Domingo, Barahona cuenta con una impresionante vegetación, y con una de las más hermosas zonas de costa de todo el país. Es el único lugar donde se conjugan playas, montañas y ríos, formando entre los tres una perfecta combinación.

Su hermosa playa denominada Quemaíto, bautizada así por la calidez de sus aguas y suave gravilla. Está ubicada a unos 10 kilómetros de la ciudad y tiene aproximadamente dos kilómetros de largo. Como la mayoría de las playas de esta zona, está celosamente cubierta por una inmensa montaña verde y, al margen, un hermoso cocotal.

Su hermosa playa denominada Quemaíto, por la calidez de sus aguas y suave gravilla

También está San Rafael, un hermoso poblado. Este mismo nombre lo lleva su cálida y hermosa playa, al igual que su río, el único en todo el país que ha permanecido más de 100 años con un caudal ininterrumpido, a través de la impresionante montaña que lo cubre.

Rios en Barahona

El principal río es el Yaque del Sur, que desemboca a pocos kilómetros al norte de la ciudad de Barahona. El segundo río de importancia en la provincia es el Nizaíto. Otros ríos, de corto recorrido, son el Palomino, Bahoruco, San Rafael, Sito y Los Patos. La laguna de Rincón o Cabral es compartida por las provincias Barahona e Independencia. Anteriormente existían las lagunas Caballero y Pescadería pero han sido desecadas ya prácticamente han desaparecido; han sido desecadas para uso agrícola y ganadero.

Montañas

Gran parte de la provincia, en su porción occidental, está ocupada por la Sierra de Bahoruco. También se encuentra la Sierra Martín García, en los límites con Azua, el extremo oriental de la Sierra de Neiba y la Loma de Sal y Yeso.

Playas en Barahona

La carretera 44 a lo largo de la Costa Azul de Barahona nos ofrece un paisaje único y espectacular en la República Dominicana. De un lado la exuberante vegetación de la selva tropical de la Sierra de Bahoruco y del otro las playas que se asoman al agua azul turquesa del mar Caribe a lo largo de este trazado. Juan Esteban, Bahoruco, Paraíso y Enriquillo son algunos de los pueblos pesqueros que se encuentran en la costa.
Las principales playas son la de San Rafael, el Quemaíto, Saladilla, los Patos y Paraíso. La de San Rafael es de las más concurridas. Sus aguas son bravas y los jóvenes se divierten con el ir y venir de sus olas.

El río San Rafael desemboca en la playa. Sus frías aguas son embalsadas formando agradables piscinas de agua cristalina que provocan un tonificante baño.

Sierra de Bahoruco y selvas tropicales

Importantes selvas y parques se encuentran en la Sierra de Bahoruco. Las vistas y paisajes desde aquí son espectaculares. Grandes montañas se asoman al mar y contemplar las vistas del mar adentro desde ellas es una sensación especial. Hay vistas bellísimas desde el Mirador Paraíso y la Vía Cabral-Polo, la reserva biológica Padre Miguel Domingo Fuertes y el Parque Nacional Donald Dodd, que forman parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Gran parte de la provincia, en su porción occidental, está ocupada por la Sierra de Bahoruco

Una de las atracciones más populares de Barahona es el Polo Magnético. Se encuentra en el tramo que une los poblados de Las Auyamas y Polo, donde es posible ver un automóvil misteriosamente subir una cuesta con el motor apagado y sin que nadie lo empuje.

Breve Historia de Barahona

Antes del descubrimiento y la colonización por los españoles, la isla de Española estaba dividida en cinco cacicazgos, a uno de los cuales, Jaragua, que gobernaba Bohechío, pertenecía la demarcación donde se ubica Barahona.

En torno al origen del nombre de Barahona algunos apuntan que proviene de Vara y Ona y otras de Bahía Honda. El primer término era empleado por los españoles para medir especies y el segundo para referirse a la Bahía de Neyba, donde está situada la población.

La ciudad tiene un patrimonio arquitectural interesante, representado por una serie de edificios de estilo vernacular.

Barahona es un apellido español, (Barahona es un apellido árabe de acuerdo al libro escrito por Matias Ramirez Suero en el año 1983), y así se comprueba en Historia del desarrollo de Barahona. Los españoles se esparcieron por todo el territorio y designaron objetos y lugares con nombres de ellos. Francisco de Barahona, Gabriel Barahona, Luis de Barahona y Juan de Barahona llegaron en el primer y segundo viajes del Almirante Cristóbal Colón.

La obra de referencia sostiene que Barahona es un apellido que encontramos en españoles que llegaron a la isla tras su descubrimiento en 1492. Un nitaíno de descendencia española fue Juan Barahona, colono aliado de los rebeldes de Francisco de Roldán, quienes se sublevaron en el cacicazgo de Jaragua, que abarcaba el espacio físico en el que hoy se sitúan la provincia de Barahona, y gran parte de la región Suroeste (1)
La rebelión de Roldán, primera alteración social en el Nuevo Mundo, comenzó en mayo de 1496, y concluyó en noviembre de 1498, lapso en el cual españoles, esclavos e indios desafiaron el absolutismo y la explotación del Imperio Español, que sufrió una derrota.

Veintiún años después, la región fue escenario de otro alzamiento, el del Cacique Enriquillo, en 1519, quien desde las montañas del Bahoruco lanzó el primer grito de libertad en América. Junto a un numeroso grupo de indígenas combatió a los españoles hasta 1533, año en que suscribió la paz con el gobierno español, a través del capitán general Francisco Barrionuevo. Así, ese imperio padeció su segunda derrota en la isla.

Luego la región fue teatro de acciones de negros esclavos traídos de África, que también desafiaron la ignominia de los españoles, y de piratas, quienes asaltaban a los navegantes del Mar Caribe y cometían otras fechorías.

Con el transcurrir histórico, se fue formando un cuadro que en 1795 se caracterizaba por la frondosidad de los árboles, los cuales se constituían en atracción para buscadores de leña primero, y productores de madera después. En 1801, las tropas revolucionarias del general haitiano Toussaint Louverture penetraron, en la lucha contra los franceses, por el Sur y el Norte de la parte oriental de la isla e improvisaron chozas en sitios estratégicos. Un año después, 1802, Louverture impartió órdenes para la fundación oficial de Barahona, pasando a ser dependencia de Azua.

Arquitectura de Barahona

La ciudad tiene un patrimonio arquitectural interesante, representado por una serie de edificios de estilo vernacular, concentrado principalmente en las áreas urbanas más viejas. Entre los edificios que representan Barahona, podemos mencionar el Arco de Triunfo que da el bienvenido a visitantes y que fue construido durante la era de Trujillo. La catedral Nuestra Señora del Rosario, construido en 1948, al lado de la casa curial, tiene una campanada que sobrepasa el edificio entero.

El tipo de comida en Barahona, y en la costa suroeste, está acompañada principalmente con pescado

El Palacio Municipal ubicado a frente el Parque Central fue construido en 1935 y fue otorgada una torre con un reloj, convirtiéndose en uno de los iconos de la ciudad.

La iglesia antigua, construida en 1952, era la primera iglesia construida de block, con una bella arquitectura y áreas verdes. El Hotel Guarocuya fue construido en 1959, durante la era de Trujillo y el Ingenio Azucarero, cuya construcción empezó en 1918, al mismo tiempo que la construcción del barrio conocido como El Batey, donde todavía puede encontrar casas de madera de las personas quienes trabajaban en el gerencial, con techos de dos lados montados sobre bases de pilas. El uso correcto de áreas verdes debe ser resaltado también. El edificio de los bomberos fue construido en el empiezo de los 1900 y todavía contiene la misma estructura como una serie de objectos del empiezo del último siglo.

Arte

Cuna de grandes artistas, escritores, pintores y políticos, el Municipio de Barahona es el centro neurálgico de la Provincia; contando con todas las instalaciones de los centros educativos del nivel superior, los liceos técnicos y concentrando la mayor cantidad de sucursales de la Banca Comercial de la región.

Desde María Montez, una de las grandes estrellas de Hollywood de su época; Casandra Damirón, figura principal del folclore dominicano y en honor a quien se han instituido los “Premios Casandra”. Además, esta ciudad tiene una comunidad activa de artistas literarios, plásticos, piedras de larimar, metales, cáscaras, fibras naturales, etc...

Gastronomía

El tipo de comida en Barahona, y en la costa suroeste, está acompañada principalmente con pescado. Esto por causa de su proximidad al Mar Caribe, particularmente rico con diversos tipos de pescados como el "carite" y "dorado", tanto como el colirubio y crustáceos como camarones y langostina. Una langostina hervida deliciosa en agua sazonada o pescado frito, acompañado con los tostones tradicionales, plátanos fritos, es la manera más fácil de comer. Los restaurantes de la ciudad ofrecen varias carnes, particularmente cacerola de chivo.

Fiestas

Las fiestas patronales de Barahona empezaron a festejarse en los años subsiguientes a la instalación oficial del primer sacerdote de su parroquia: el padre Francisco Antonio Jannarelli, el 16 de mayo de 1874. La patrona escogida fue la Santísima Cruz, al igual que el Seybo, Valverde y otros 17 pueblos. Celebra su día el 3 de mayo, y también se le exalta el 14 de septiembre.

En 1909 se varió el culto a la protectora. Ese año la “Comisión Pro Fiestas Patronales de la Virgen del Rosario”, patrona de la parroquia Santa Cruz de la población. La iglesia estaba bajo la dirección del padre Miguel Fuertes, quien el 30 de septiembre de 1909 fue designado miembro del comité.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.