www.inoutviajes.com
Ana Helena Chacón Echeverría, embajadora costarricense en España
Ampliar

Ana Helena Chacón Echeverría, embajadora costarricense en España

Instagram

‘Siempre antepongo al ser humano como el centro de cada decisión’, quien asegura esto es Ana Helena Chacón Echeverría, la actual embajadora de Costa Rica en España. Una mujer reconocida por su dilatada trayectoria como luchadora y defensora de los derechos humanos. Chacón cree en la búsqueda de la igualdad social y la justicia en cada cargo que ha ocupado, fue viceministra de Seguridad Pública (desde el 2002 al 2006), diputada (del 2006 al 2010) y Vicepresidenta de la República de Costa Rica hasta el pasado mes de agosto.

Soñaba con ser diplomática e irónicamente más de 30 años después hoy ocupo mi primer cargo como embajadora

La embajadora costarricense en España ha respondido a las preguntas de INOUTVIAJES pocos meses después de tomar posesión de su nuevo cargo como responsable de la Embajada de la República de Costa Rica en España, un sueño que Ana Helena Chacón ha visto cumplido después de 30 años, por fin, ‘hoy ocupo mi primer cargo como diplomática’.

Esta mujer, combativa considerada como una de las cinco más influyentes de Centroamérica, fue Presidenta del Consejo Nacional de las Personas con Discapacidad, además, ha sido integrante del Grupo Parlamentario Interamericano de seguimiento a la consecución de los Objetivos del Milenio, del Comité Ejecutivo de la Comisión Costarricense con la UNESCO y del Foro de Vicepresidentes y Designados a la Presidencia de las Repúblicas Centroamericanas. Asimismo, ha formado parte de la Comisión Global de VIH y La Ley y de la Coalición de Mujeres Líderes en contra de la feminización del VIH.

En su perfil de twitter podemos leer, activista por los Derechos Humanos, feminista, soñadora por un mundo sin pobreza y digno,… ¿qué más añadiría?

He tratado de vivir sin dañar a nadie, y el amor es el único sentimiento que construye, nunca he visto nada, que basado en el odio o la discriminación, sea positivo.

Nació y creció en Guadalupe, a escasos kilómetros de San José, la bulliciosa capital costarricense, ¿qué recuerdos tiene de aquellos años?

Crecí en Guadalupe, rodeada de mucho amor, eran otras épocas, con más libertad para jugar en las calles, no se miraba tanta televisión y el vecindario constituía una familia ampliada, soy la menor de tres hermanos, por lo que era muy consentida y muy traviesa.

Estudió Relaciones Internacionales, ¿cuéntenos brevemente como fue esa época de estudiante?

Nunca he tolerado la discriminación, por ninguna causa

Fui a la universidad en los años 80, eran épocas convulsas para la región, tenía mucha sed de saber y de formar parte de quienes impulsábamos cambios, estudiar RI me dio una visión de mundo y mucha cultura en general, soñaba con ser diplomática e irónicamente más de 30 años después hoy ocupo mi primer cargo como embajadora.

Y… ¿cómo comienza su activismo político?

Yo nací en una casa donde siempre se hablaba de política, acompañé a mi padre siendo adolescente a muchas reuniones partidarias, desde niña fui guía electoral y un sinfín de tareas que se me encomendaban para el día de las elecciones, sin embargo no es sino hasta que nace mi segunda hija que inicio un activismo mas sistemático en la búsqueda de ejercer el poder para hacer cambios estructurales, pues la realidad que enfrentaban las personas con discapacidad me indignaba, nunca he tolerado la discriminación, por ninguna causa.

Tener una hija con Síndrome de Down, la hace tomar más conciencia y entrar en causas sociales…

Tengo dos hijas, cada una me ha marcado a su manera… conciencia social he tenido desde siempre, pero definitivamente ser madre de una persona con discapacidad te da otro enfoque, otra fuerza y aumenta los motivos por los cuales luchar, también se vive la discriminación en carne propia.

En cada cargo que he ocupado siempre antepongo al ser humano como el centro de cada decisión

Se ha avanzado,… pero falta aún mucho en la lucha y ayuda a personas con discapacidad….

Hoy el mundo y la sociedad costarricense en concreto, no son iguales que hace 30 años, nuestra lucha ha estado fundamentada en un cambio de paradigma que trascienda de la lastima y la caridad al respeto de los derechos humanos y la igualdad de oportunidades, esto se va cumpliendo a un ritmo lento, pero claro que hemos avanzado.

¿Cuál sería su petición prioritaria?

Educación inclusiva y de calidad, eso nos lleva a empleos dignos y a una sociedad que no mire a las personas con discapacidad en el pleno ejercicio de sus derechos como una excepción, sino como la tónica de un diario vivir en donde se respetan los derechos individuales de cada ser humano.

¿Qué resaltaría de su cargo como ex vicepresidenta de la República y ex diputada?

Mi vida pública ha estado unida por la congruencia, en cada cargo que he ocupado siempre antepongo al ser humano como el centro de cada decisión, nunca me he apegado al discurso “políticamente correcto o de mayor aprobación” creo en la denuncia seria, y que la ética es una sola, por lo que no pienso nunca callar las injusticias, mientras hayan personas que las vivan, como vicepresidenta mi mayor logro fue bajar la pobreza, especialmente la pobreza extrema, trasformar vidas de aquellos que no se les escuchan sus voces y también en el continente más desigual del mundo, bajar la desigualdad, me dio gran satisfacción, igualmente trabajé con personas en situación de calle, abandonadas, con niños y niñas, con personas en adicciones, minorías como la población LGBTI, las personas con discapacidad, indígenas entre tanta lucha que tuve el honor de coordinar con personas extraordinarias que tenían el mismo entusiasmo, por hacer trasformaciones de fondo.

En sus años como diputada, ¿qué leyes impulsó?

Como diputada presenté 83 proyectos de ley en el periodo constitucional nuestro que consta de 4 años, de esas hoy 15 son leyes de la Republica, mayoritariamente en tema de derechos humanos, leyes que protegen mejor la vida de las mujeres, penalizan todo lo que tiene que ver con la explotación sexual comercial de personas menores de edad, poner orden a los recursos financieros que van dirigidos a la lucha contra la pobreza y la ley de autonomía personal de las personas con discapacidad, cada proyecto reflejo mi pensamiento y cada ley me hace sentir feliz de haber aportado en tantos sentidos.

Como vicepresidenta mi mayor logro fue bajar la pobreza, especialmente la pobreza extrema

Costa Rica busca fortalecer sus relaciones con socios estratégicos como España,… somos dos países con buenas relaciones

Somos dos países que compartimos, historia, cultura, idioma, en fin dos países con casi 170 años de relaciones y eso se traduce en un mundo globalizado a un intercambio comercial en ambas vías sumamente activo, Costa Rica pretende posesionar cada vez más sus maravillosos productos en España a la vez que les invitamos para que nos visiten.

Está considerada como una de las cinco mujeres más influyentes de Centroamérica, ¿qué opinión le merece esto?

Nunca he desperdiciado los espacios de poder para luchar por lo que creo, a las mujeres por lo general no nos es fácil acceder a apuestos de decisión, pero cuando lo hacemos mayoritariamente entendemos que nuestro rol es apoyar a otras personas con vidas más difíciles y menores oportunidades

Cómo costarricense, ¿qué lugar aconsejaría visitar de su país?

Mi país tiene una inmensa diversidad geográfica en menos de 52 mil kilómetros cuadrados, estamos bañados por el océano Atlántico y el Pacifico, tenemos bosques tropicales húmedos, volcanes, aguas termales, una gastronomía de primera, salud, educación, pero lo mejor es nuestra gente con su deseo de que la pasen “Pura Vida”.

Y de España ¿ algún lugar preferido?

Lo que tengo en las pocas semanas de estar aquí es un deseo enorme de conocer, todo lo que he logrado ver me ha encantado, su gente, sus paisajes, su comida, en mi desempeño como embajadora debo de visitar las 17 comunidades autónomas, lo que será para mi inolvidable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios