www.inoutviajes.com
El fondo marino de Malta un paraíso para los aficionados al buceo
Ampliar

El fondo marino de Malta un paraíso para los aficionados al buceo

Instagram

Malta es un país que sorprende no solo por su riqueza histórica y cultural, sino también por los secretos que guardan sus aguas. El fondo marino de las islas es un verdadero tesoro dispuesto a ser descubierto por los más aventureros. Enormes barcos y aviones hundidos hace décadas a causa de las guerras, vestigios históricos, su fauna y flora marina o sus cuevas, han hecho del país un destino imprescindible para los buceadores.

Dado que el buceo es una de las actividades más populares en Malta, el país cuenta con una infraestructura muy bien desarrollada y preparada para recibir a aficionados de todos los niveles, desde principiantes hasta experimentados. El clima templado y la claridad de sus aguas, en las que se puede alcanzar una visibilidad de más de 30 metros, permiten que en los más de 40 puntos de inmersión que hay alrededor del archipiélago se pueda practicar este deporte durante todo el año.

Dentro de los pecios u objetos a la deriva más destacados de las islas se pueden encontrar los siguientes:

HMS Maori: posiblemente, se trata del naufragio más famoso e histórico que ha ocurrido en el archipiélago. Este destructor, que se encuentra a 14 metros de profundidad en la bahía de St. Elmo, fue hundido en 1942 durante la II Guerra Mundial y puede ser explorado por buceadores de todos los niveles fácilmente.

Bristol Beaufighter: los buceadores más técnicos se suelen decantar por este avión bombardero británico, derribado en 1943 y que descansa a 42 metros de profundidad al sudeste de Malta. La aeronave conserva sus dos motores, las alas y el asiento del piloto.

Le Polynesien: este barco de pasajeros francés del siglo XIX hundido durante la I Guerra Mundial es uno de los pecios más grandes y llamativos de Malta, en cuyo interior aún se pueden encontrar enseres y piezas de la época. Está ubicado al este de Marsaskala y a él solo pueden acceder buceadores técnicos y experimentados por su grado de dificultad.

Blue Hole: no es solo uno de los lugares más visitados del archipiélago por su belleza, sino que también representa uno de los mayores desafíos para los submarinistas. Este enclave, ubicado en la isla de Gozo, es una cavidad natural de 26 metros de profundidad creada por el efecto de las olas y el viento, y destaca tanto por su dificultad como por la fauna marina y el coral que se encuentra en la roca.

Coral Gardens: situado frente al paseo marítimo de Sliema, este arrecife de poca profundidad ofrece espectaculares túneles y cuevas para que buceadores de cualquier nivel puedan explorar. Se trata de un lugar ideal para los aficionados a la fotografía subacuática gracias a su variada vida marina y sus formaciones rocosas.

Janet-Johann: en las profundidades del mar no solo hay barcos y aviones, sino también ruinas históricas. Este yacimiento, conformado por dos monumentos megalíticos, está ubicado a dos kilómetros de St. Julian’s y a 15 metros de profundidad.

P-29: es uno de los puntos de más reciente creación. Se trata de un barco patrullero de origen alemán que fue hundido en 2007, y que ha sido preparado para que el acceso a las salas de motores y máquinas sea fácil. Este arrecife artificial se encuentra a 34 metros de profundidad en Cirkewwa Point.

Estos y muchos otros fascinantes puntos de inmersión a lo largo del archipiélago maltés aguardan a ser explorados por los buceadores, quienes sin ninguna duda vivirán una gran cantidad y variedad de experiencias inolvidables.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Inout Viajes

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.