www.inoutviajes.com
Cutículas sanas, hidratadas y correctamente tratadas
Ampliar

Cutículas sanas, hidratadas y correctamente tratadas

jueves 08 de octubre de 2020, 10:16h
Instagram

Muchas mujeres dan poca o ninguna importancia al cuidado de las cutículas, esa piel que cubre el contorno de la uña y que retiramos cuando nos hacemos la manicura. Para no verlas siempre descuidadas, lo mejor es conocer detalladamente cómo debemos tratarlas, qué consejos nos dan las profesionales o cuáles son los productos más adecuados, como por ejemplo los aceites de cutícula con el fin de suavizarlas y humedecerlas.

Insistimos mucho en la importancia de unas manos y uñas perfectamente cuidadas. Todas somos conscientes de ello y es algo que apenas puede llevarnos unos pocos minutos durante la semana. Uno de los mayores quebraderos de cabeza son las cutículas, principalmente su falta de hidratación, para lo que hay en el mercado numerosos productos como aceites emolientes y serums que hacen que después, tanto en casa como ante la manicurista, sea más fácil retirarla al haberse reblandecido. Lo ideal es aplicar un aceite especial para cutículas todas las noches, junto con una buena hidratación de manos. También es importante retirar sólo el exceso de ellas cuando se realiza una manicura. Y es que unas cutículas sanas, hidratadas y correctamente tratadas, marcan la gran diferencia a la hora de lucir unas manos perfectas.

Las cutículas ante el frío

Con el frío que llega en otoño y sobre todo en invierno debemos extremar los cuidados, es fácil que se resequen y se abran irremediablemente por los cambios de temperatura, así que hay que exfoliar para eliminar el exceso de células muertas, nutrir en profundidad con alguna crema a base de queratina, vitamina E o karité e hidratar para mantener tanto la suavidad como la flexibilidad, evitando que nos salgan esos temidos pellejitos. Berenice Espejo, master educador de ORLY, nos sugiere el uso frecuente y continuado de aceites: “Mi consejo es tener aceite de cutículas con vitaminas siempre a mano, uno en el bolso y otro en la mesilla de noche o en el salón cuando estemos viendo la tele. Es necesario limpiar dos veces al día, una gota en la cutícula y dar masaje, para que el producto penetre, se estimule la matriz y se hidraten no sólo éstas, también la queratina de la uña, haciéndolas más flexibles”.

Tres aceites para cutículas recomendados

Aceite de cutícula de CALIFORNIA MANGO Aceite de cártamo, jojoba, girasol y uva para humedecer y suavizar cutículas. Es vegano, ecológico, no contiene gluten ni parabenos y no ha sido testado en animales.

Cuticle Oil + de ORLY Aceite para cutículas deshidratadas y uñas secas. Fórmula rica en nutrientes que les da un cambio radical, con extracto de cerezas silvestres, extracto de flor de azahar y aceite de onagra que protege y evita la inflamación.

Lágrimas de Aceite de Argán de ORLY Tratamiento que promueve el crecimiento saludable de la uña. También contiene aceite de jojoba para nutrir e hidratar las cutículas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios