www.inoutviajes.com
Escapada de lujo a Varsovia
Ampliar
(Foto: Cedidas por la Oficina de Turismo de Polonia. )

Escapada de lujo a Varsovia

Instagram

Unos días en Varsovia, Polonia, disfrutando de visitas, espacios verdes, música, gastronomía y un buen hotel, serán una escapada de lujo.

Comencemos diciendo que toda ciudad tiene un lugar emblemático, una referencia de visita obligada. En Varsovia, ese sitio es la Ciudad Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: es aquí donde late el corazón de la capital. Y, sin embargo, al cruzar al otro lado del Vístula para contemplar el casco histórico con cierta perspectiva, te sorprenderá el increíble panorama de la ciudad, con una línea de rascacielos asomando por encima de los tejados rojos del antiguo centro. Los edificios históricos coexisten armoniosamente con la arquitectura moderna y dejan ver la otra cara de la capital.

En los últimos años se han abierto hoteles de prestigio que le añaden un toque todavía más cosmopolita y universal

Varsovia es una de las ciudades europeas más pujantes, posee un enorme potencial y desborda energía. Y, sin embargo, sus habitantes a menudo vuelven la mirada hacia atrás para recuperar la historia y fusionarla hábilmente con lo moderno. Basta con visitar la ciudad para conocer sus dos caras que, casi a cada paso, se entrelazan de manera sorprendente e irrepetible.

Durante siglos Varsovia fue la sede de los monarcas de Polonia, la ciudad fue cambiando con las distintas casas reales que gobernaron el país. Se pueden visitar los elegantes palacios y jardines y, sobre todo, las espectaculares residencias de la Ruta Real: el Castillo Real, el Parque Real de Łazienki y Wilanów. Al realizar un recorrido por la Ruta Real, que une tres de las antiguas residencias de los reyes de Polonia, es recomendable bajar hasta el Vístula para ver las modernas explanadas que se extienden entre el Parque de Fuentes Multimedia y el Centro de Ciencia Copérnico, rebosantes de vida en verano, época en la que abren sus cafés, restaurantes o en la que se organizan bailes informales y conciertos al aire libre.

La otra orilla del rio, sin embargo, conserva su carácter natural, único en Europa, dejando cautivado a quienquiera que la visite. El lugar ofrece playas de arena, carriles bici y condiciones perfectas para los deportes acuáticos.

Las áreas verdes que ocupan casi la mitad de la superficie urbana son un lujo. Varsovia cuenta con 95 parques, siendo el Parque Real de Łazienki el más emblemático. En los meses de verano, Łazienki acoge en su privilegiado entorno los emblemáticos Conciertos de Chopin al aire libre. A su vez, en las históricas dependencias del teatro fundado por el rey Estanislao Augusto Poniatowski se ofrecen conciertos de música contemporánea.

Además, la urbe cuenta con una intensa agenda de eventos musicales, culturales y deportivos. A lo largo de todo el año celebra festivales, conciertos o exposiciones al aire libre.

Varsovia además brinda una importante oferta museística con la que empaparse de la historia de la ciudad. El Museo del Levantamiento de Varsovia es un espacio consagrado a un acontecimiento que ha forjado la Varsovia de hoy en día. El Museo de la Historia de los Judíos Polacos POLIN, galardonado en 2016 con el prestigioso premio de Museo Europeo del Año, narra los 1000 años de la presencia judía en la capital. Es, a la vez, un excelente exponente de la arquitectura contemporánea.

La unión entre lo tradicional y lo moderno se aprecia, asimismo, en los edificios de la ciudad. Buen ejemplo de ello es el antiguo mercado de Koszyki (Hala Koszyki), que data de principios del s. XX, y que ha sido sometido a un minucioso proceso de rehabilitación; hoy acoge numerosos restaurantes y bares y se ha convertido en un punto de referencia del mapa gastronómico de la capital.

Varsovia además brinda una importante oferta museística con la que empaparse de la historia de la ciudad

Varsovia es un destino de lujo aunque no necesariamente caro. En los últimos años se han abierto hoteles de prestigio que le añaden un toque todavía más cosmopolita y universal, sin que el viajero pierda de vista lo esencial: la lección de la historia y el extraordinario afán de superación.

En vez del victimismo, es una ciudad con mucho respeto a la historia que la ha forjado; se aprecia el contraste entre lo reconstruido (con mucho esfuerzo y cariño) y una mirada optimista hacia el futuro, plasmada en la moderna arquitectura del centro de Varsovia; se pueden conocer sus más célebres personajes mundialmente conocidos (Chopin, María Skłodowska-Curie, Joseph Conrad, Irena Sendlerowa, Janusz Korczak, Krzysztof Kieslowski, Agnieszka Holland, Robert Lewandowski, Iga Swiątek ... ) y visitar la ciudad que inspiró a cineastas (El Pianista, La casa de la esperanza) y a compositores.

Entre las visitas a museos y palacios, se puede descansar en amplios espacios verdes o relajarte paseando por los bulevares con vistas al Vístula y al casco antiguo.

En lo gastronómico, Varsovia es la ciudad que más establecimientos mencionados por la Guía Michelin ofrece en Polonia: los sabores y platos clásicos o fusión, así como sabores de todo el mundo, se encuentran en elegantes restaurantes, con ambiente y decoración clásicos o vanguardistas. Hay que descartar la oferta gastronómica de autor ofrecida en los más prestigiosos hoteles (Mamaison Le Regina, Nobu, Raffles Europejski).

En Varsovia dispones de quince hoteles de 5*, y más de veinte de 4*. Si te interesa el arte, algunos homenajean a artistas polacos exponiendo sus obras (Raffles Europejski, Puro, Warszawa), añadiendo un toque diferenciador a su establecimiento. La marca Nobu (firmada por un chef japonés, Robert de Niro y Meir Teper), poco común en Europa, abrió su hotel en Varsovia en 2020 para que disfrutes de su peculiar filosofía ya la gastronomía el estilo japonés.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios