www.inoutviajes.com
Los buenos resultados de la temporada turística en Lérida, como antes de la pandemia
Ampliar

Los buenos resultados de la temporada turística en Lérida, como antes de la pandemia

viernes 03 de septiembre de 2021, 14:18h
Instagram

A falta de los datos oficiales de agosto y septiembre, el balance turístico de junio y julio en las comarcas de Lérida indica que se podrían alcanzar unos resultados muy similares o superiores a los de 2019, año que registró un récord histórico con 565.000 viajeros y 1.428.000 pernoctaciones…

El sector turístico leridano ha vivido un agosto "excelente" con unas ocupaciones, especialmente en las comarcas del Pirineo, muy altas, que en algunos casos han rozado el 100%. Este hecho, combinado con los resultados de junio y julio, que ya se han hecho oficiales, hacen prever un balance muy bueno para la temporada de verano de este año, que se dará por concluida a finales de septiembre. La vicepresidenta del Patronato de Turismo de la Diputación de Lérida, Rosa Pujol, confía que estos resultados estén en la línea del objetivo marcado por el Patronato, es decir, alcanzar los magníficos resultados de 2019, y muestra la satisfacción por la evolución de la temporada de verano en el conjunto de la demarcación. La paulatina reanudación de la actividad turística, la buena climatología, el incremento de los visitantes de proximidad y las características especiales del territorio (marcado por un entorno natural conformado por grandes espacios abiertos, no masificados y por paisajes espectaculares) han sido factores que han contribuido al éxito de la demarcación de Lérida, valorada por el visitante como un destino seguro y atractivo de turismo interior y de montaña.

Por sectores, el de los hoteles ha sido uno de los que mejor han funcionado este agosto. Josep Castellarnau, presidente de la Federación de Hostelería de Lérida, califica el balance del mes de "fantástico", con una ocupación de entre el 90 y el 100% en el Pirineo, de entre el 70 y el 80% en el Prepirineo y más bajo en la llanura de Lérida, donde los resultados han sido más desiguales. Castellarnau destaca que los visitantes eran en un 90% de origen catalán, básicamente familias, parejas y grupos de gente joven. El cliente extranjero no ha supuesto más del 7% y procedía de países como Francia, Alemania y Holanda.

La red de campings de la demarcación de Lérida también ha hecho su agosto. Marta Cortina, presidenta de la Asociación de Campings de Lérida, ha calificado el mes de "muy positivo", con dos semanas centrales magníficas (con unos registros del 100% de ocupación en bungalós y del 85% en acampada). Hablamos de visitantes de procedencia catalana en su gran mayoría, con algunos grupos de la Comunidad Valenciana, del País Vasco y, en menor medida, de Francia y Holanda. Las estancias han sido ligeramente más largas de lo habitual, consecuencia en parte "de las ganas de naturaleza y aire libre" de los usuarios.

Por último, Jaume Ramon, presidente de la Federación de Casas Rurales de Lérida, confirma que "hemos vivido uno de los mejores meses de agosto de la historia", con una ocupación excelente en la montaña (donde el visitante, en general, ha hecho estancias largas de hasta una semana o 10 días) y muy buena en la plana (que registró estancias más cortas). Pese al handicap de la limitación de aforo a un máximo de 10 personas debido a la pandemia, las casas rurales han tenido una gran demanda, por parte sobre todo de visitantes catalanes.

Datos de ocupación de julio

Aunque todavía no hay cifras oficiales del mes de agosto, los datos de la encuesta de ocupación del INE de junio y julio correspondiente a los alojamientos turísticos son bastante positivos. Con respecto al mes de julio, los subsectores de hostelería, turismo rural, apartamentos turísticos y campings en el conjunto de la demarcación han recibido 155.555 viajeros, que registraron 435.289 pernoctaciones. Estas cifras representan un crecimiento de un 8,7% en cuanto al número de viajeros (143.000) y de un 16% en cuanto a las pernoctaciones (373.200) respecto al 2019, el año anterior a la pandemia y que supuso un récord en el conjunto de la demarcación. También mejoran las cifras del año 2018 (141.324 viajeros y 374.433 pernoctaciones en el mes de julio).

Datos de ocupación de junio

Con respecto a los datos del mes de junio de este año en los sectores de turismo rural y campings, también han sido muy buenos, mejores incluso que los del 2019 y que los de años anteriores. En concreto, el sector del camping generó en junio 57.314 pernoctaciones, ante las 48.076 del 2019, lo que supone un incremento de un 19% y de un 40% respecto al 2018, que registró 40.867 pernoctaciones.

También el turismo rural tuvo un comportamiento muy bueno durante este mes de junio, con 16.111 pernoctaciones, ante las 4.284 de 2019 y las 14.271 de 2018, lo que representa un incremento del 12,5% respecto a este último año.

La suma de los resultados de los meses de junio y julio de los diferentes sectores de alojamiento turístico de la demarcación de Lérida nos da una cifra de 238.892 viajeros, los cuales han hecho 617.975 pernoctaciones. El número de visitantes en el mismo periodo de 2019 fue de 259.835, y el de estancias, de 589.989. Las cifras representan un 8% menos de viajeros, pero un incremento de un 4,7% en pernoctaciones. También los resultados son mucho mejores que los obtenidos en el año 2018 en el transcurso de estos dos meses, 237.591 viajeros y 548.498 pernoctaciones. Asimismo, se constata que el turismo extranjero sigue aún sin recuperarse. Los datos de junio y julio demuestran que el turismo internacional ha representado el 9,2% del número de viajeros y el 8% del número de pernoctaciones, mientras que antes de la COVID-19 alcanzaba el 17%.

Con relación a los datos de 2020, hay que destacar que los meses de junio y julio las cifras se han multiplicado prácticamente por dos. En concreto, en junio y julio de 2020 los alojamientos de hostelería, casas rurales, campings y apartamentos de las comarcas de Lérida recibieron 117.481 viajeros, los cuales generaron 326.669 pernoctaciones. Este año, los mencionados sectores de alojamiento turístico han recibido 238.892 visitantes (un 203% más) y han registrado 617.975 estancias (un 189% más) en el mismo periodo de tiempo. Sin embargo, hay que tener presente que en el mes de junio del año 2020 no se permitió la movilidad hasta prácticamente la víspera de San Juan.

Así pues, el balance (de momento provisional) del comportamiento turístico del conjunto de la demarcación de Lérida durante el verano es muy satisfactorio, y la previsión es que este buen ritmo se mantendrá también durante el mes de septiembre. Como es habitual, agosto será seguramente el mes con mejores indicadores en cuanto al comportamiento turístico, con unos fines de semana que han registrado prácticamente la plena ocupación y una amplia demanda de actividades, y el resto de la semana con ocupaciones altas en todos los subsectores de alojamiento.

El turismo activo registra un 10% más de actividad

El sector del turismo activo y los deportes de aventura ha registrado este mes de agosto aproximadamente un 10% más de actividad respecto al mismo mes del año pasado, según afirmó el presidente de la Asociación de Empresas de Turismo Activo y Deportes de Aventura del Pallars Sobirà, Florido Dolcet. Este incremento ha sido muy evidente en las actividades acuáticas, especialmente en el rafting pero también en el barranquismo y los deportes de lago o embalse. En el ámbito de los deportes de tierra, la BTT, la hípica y sobre todo el senderismo han sido algunas de las actividades con más demanda.

Asimismo, Dolcet destacó que este año ha habido un incremento del turismo familiar, y por el contrario se ha registrado un descenso de usuarios extranjeros, motivado por la escasa movilidad internacional derivada de la pandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios