www.inoutviajes.com
Las mejores mechas para este invierno
Ampliar

Las mejores mechas para este invierno

martes 30 de noviembre de 2021, 22:44h
Instagram

Llega el frío y en unas semanas el invierno, la excusa perfecta para abandonar un look tal vez apagado y darle un tono de luminosidad gracias a las mechas. Especialistas en color como Paul Tudor (David Künzle), Danilo Da Silva (StudioD) o Inmaculada García (Menta Beauty Place) nos aconsejan las más indicadas para la nueva estación que viene.

Entre las mechas que mejor funcionarán este invierno están las shatush, con las que se consigue un efecto mucho más natural que con las balayage, destacando que las raíces se mantienen más oscuras, mientras que el resto del cabello se aclara poco a poco obteniendo reflejos que no quedan forzados.

Aunque pueda parecer una técnica sencilla, no lo es tanto, como nos explica Paul Tudor, director y primer estilista del salón David Künzle Fuencarral: “El problema está en que tratamos de dar una apariencia natural al cabello con reflejos y un brillo propio donde no se aprecia la coloración por ningún lado, ya que las mechas no afectan la raíz una vez empieza a crecer el pelo. Son perfectas para aquellas mujeres hartas del tinte y que buscan verse guapas sin destacar aparentemente, con raíces más oscuras y puntas algo más claras, un look natural que contrarresta con muchas de las mechas que solemos ver por la calle a menudo”.

También destacamos las chunky, mechones frontales que enmarcan el rostro, rectos y muy definidos donde se utilizan dos tonos para destacar el claroscuro de la melena: “Son tan versatiles que se pueden lucir en todos los tonos de pelo, aportando mucha luminosidad a la melena” – nos cuenta Inmaculada García, directora de formación de Menta Beauty Place, en cuyos salones son expertas en este tipo de mechas: “Una vez decolorado el cabello, también se puede matizar con el color fantasía semipermanente que más nos guste, como un rosa, un morado o un verde”.

Babylights, melting blonde y las clásicas balayage y californianas

El término melt o melting significa algo así como “derretido”, de ahí surge la técnica del melting blonde, la transición de un tono oscuro a otro más claro a lo largo de todo el cabello, difuminándose de manera sutil para lograr un degradado que no se note: “Es un tono difícil de detectar por su forma tan natural, muy apropiado para todo tipo de bases naturales y para personas que no quieren un cambio muy radical. Es preferible que se haga con pincel ya que no se buscan tonos muy potentes, pero sí un aclarado más global. El resultado es un reflejo a lo largo de la melena que se pierde en dicha melena” – nos cuenta el director de David Künzle Fuencarral, Paul Tudor.

Por su parte, las babylights consisten en aclarar de forma muy natural y sutil el pelo, manteniendo el color en todo momento: “Son ideales para un efecto rubio natural, por medio de mechas delicadas que aportan luminosidad a la melena y un punto de dulzura al rostro” – nos dice Inmaculada García, de Menta Beauty Place. En todos sus salones, apuestan también por otro tipo de mechas como las contouring (localizadas o direccionadas para aportar definición al rostro) o las iluminaciones 3D, para dar luz a la melena de dos o tres colores con resultados súper naturales.

StudioD es uno de los salones de belleza más frecuentados en el Barrio de Sants de Barcelona, donde Danilo Da Silva, su director manager, trabaja a diario las mechas tanto balayage como californianas: “Las californianas hacen el efecto de degradación natural del cabello pero más marcadas, pudiendo dejar un tono más sutil o suave, o extremado en las puntas, ya que el balayage es una técnica francesa de aclaración que empieza a unos cm de la raíz, haciendo una degradación del color no solo en puntas sino en todo el pelo y de forma más natural, incluso podemos jugar con contrastes entre los tonos naturales del pelo y las mechas, sin que se vea el marcado". Y aunque se pueden trabajar sobre cualquier base y tipo de melena, Da Silva nos da un consejo: “Es muy importante mantenerlas con buenos productos profesionales para que no se desvanezca el color o no se oxiden de forma rápida”.

La mayor ventaja de las balayage y californianas es el escaso mantenimiento que necesitan, ya que se pueden retocar cada cuatro meses. Al no tocar la raíz, no se percibirá el crecimiento natural del pelo: “Aún así, debemos mantener el cabello muy nutrido con productos específicos como acondicionadores o mascarillas porque el cabello decolorado siempre tiende a ser más seco, incluso con champús violetas o azulados para que nuestra mecha no tienda a tonos indeseados como amarillos o anaranjados, pero si esto nos ocurre siempre podemos volver a aplicar entre retoques un tratamiento de color para refrescar la mecha y que nos luzca siempre como el primer día” – aconseja Inmaculada García (Menta Beauty Place).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios