www.inoutviajes.com
Volcán Misti y ciudad de Arequipa
Ampliar
Volcán Misti y ciudad de Arequipa (Foto: Gihan Tubbeh)

Perú, un destino para un verano de aventuras

Instagram

El Perú es la tierra de los antiguos Incas, una increíble civilización que supo dominar su agreste geografía y convivir en armonía con los ríos, el sol, la lluvia, el mar y la Amazonía, las montañas y el frío seco de los Andes, adecuándose a su entorno y sobreviviendo gracias a los beneficiosos frutos de la Pachamama. Parte de esa sociedad milenaria vive hoy en cada pueblo y se descubre en las costumbres de la gente. Llegar al Perú es viajar a través del tiempo y reencontrar la excitante vida de los Incas, los Chancas, los Chachapoyas, los Mochicas y los Wari, así como sus grandes obras arquitectónicas, su arte, sus fiestas, sus raíces…

En Perú existe una diversidad de mundos con paisajes, sonidos, colores y sabores propios, donde disfruta de innumerables ciudades, destinos, y experiencias.

Loreto es la porción más carismática de la Amazonia peruana, ideal para los más aventureros

El verano es un buen momento para vivir aventuras y Perú ofrece lugares de ensueño para hacerlas realidad, por ejemplo hacer trekking por la Amazonia, disfrutar de las olas haciendo surf en playa de Cerro Azul, etc...

Enclaves únicos en la Amazonía peruana

Loreto y Madre de Dios son los dos enclaves peruanos señalados para vivir una increíble aventura amazónica. Son multitud las opciones disponibles para vivir al máximo esta experiencia.

Loreto es la porción más carismática de la Amazonia peruana, ideal para los más aventureros, que pueden alojarse en uno de sus albergues sostenibles situados en pleno corazón de la selva o bien coger uno de los cruceros que parten desde el puerto de Nauta, en Iquitos, y sentirse como un explorador conociendo especies exóticas como el delfín rosado, la más representativa del Amazonas, además de caimanes, perezosos, monos frailes y demás aves. Y para que el ritmo no pare, una ruta de trekking, pesca de pirañas o una expedición nocturna guiada será una experiencia inolvidable.

La otra puerta de entrada a la Amazonía es Madre de Dios, Capital de la Biodiversidad de Perú gracias a su riqueza y a la belleza de su fauna y flora que dotan a esta extensión de un gran valor ecológico. En su terreno se albergan las principales reservas naturales del país, como el Parque Nacional del Manu, declarada en 1987 Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, y la Reserva Nacional Tambopata, cuyo cauce de río refleja su espectacular diversidad biológica, una de las más grandes del mundo. Sin duda, el sitio privilegiado para los amantes de la naturaleza por la maravilla de su paisaje, caracterizado por su abundante vegetación.

Trekking en Kuélap y Gocta

Sus 3.000 metros de altitud son razón más que suficiente para calzarse las botas y caminar hasta Kuélap, centro neurálgico de la cultura Chachapoyas, civilización que habitó en el Perú entre los siglos VI y XV.

Sus 3.000 metros de altitud son razón más que suficiente para calzarse las botas y caminar hasta Kuélap

Una urbe fortificada entre montañas verdes que llama la atención nada más llegar por la gran altura de sus murallas, de 20 metros. Sus construcciones de piedra caliza y arcilla conforman la composición arquitectónica de un entorno en el que se puede llegar en tan solo 20 minutos desde Nuevo Tingo, gracias a su moderno sistema de telecabinas. Y, a partir de una carretera que une Chachapoyas con San Martín puede verse de cerca Gocta, una catarata considerada de las más altas del mundo, con una altura equivalente al doble de altura del Empire State en Nueva York. Conocida localmente como “La Chorrera”, en toda la zona se puede apreciar un total de 22 caídas de agua que toman mayor cuerpo y presencia en épocas de lluvia, lo que convierten este trek en objeto de deseo de los más aventureros.

Perú, paraíso para los aficionados a las olas

La disponibilidad durante todo el año de oleajes para la práctica del surf y su gran calidad, convierten las costas peruanas en un reclamo tanto para profesionales como para los nuevos en esta disciplina.

Si el viajero se decide por el neopreno, en Lima es imprescindible la playa de Cerro Azul, al sur de Lima, con sus constantes olas o la de Muelles de San Bartolo, ideal para niños y principiantes.

Otros parajes a tener en cuenta son Huanchaco (La Libertad), declarada en 2013 reserva mundial del surf por la revista Save the Waves, o la de Lobitos (Piura), con cuatro olas de gran calidad e ideal para la práctica del windsurf y el kitesurf.

Canotaje en Arequipa para experimentados

En Arequipa, al sur del país, además de explorar la preciosa Ciudad Blanca, el Valle del Colca y su cañón, el más profundo del mundo, para descargar adrenalina por algunos de los mejores rápidos del país.

Los ríos Colca y Cotahuasi son puntos ideales para la práctica de canotaje, de hecho, el Colca posee hasta 300 rápidos. La ruta más conocida por este último, de unos 40 kilómetros de recorrido parte desde Chivay y pasa por Cabanaconde y Tapay con rápidos de grado II a IV solo aptos para especialistas.

Por su parte, el Cotahuasi es uno de los más exigentes y uno de los cañones más profundos de América, con rápidos de grado III y IV que lo hacen solo practicable para expertos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios