www.inoutviajes.com
Sherlock Holmes
Ampliar
Sherlock Holmes

Descubrir Gran Bretaña a través de cinco personajes de ficción

Instagram

Gran Bretaña tiene entre sus más populares embajadores a legendarios personajes de ficción… un sinfín de reyes y reinas, magos, detectives, duendes, animales parlantes y todo tipo de caracteres han llenado con sus aventuras infinidad de novelas, películas y series de televisión que tienen en común el descubrirnos -sin salir de casa- muchos de los lugares más espectaculares de Gran Bretaña.

Elemental, querido Watson - Sherlock Holmes

De todos los personajes de ficción que ha dado Gran Bretaña, probablemente el más universal sea Sherlock Holmes, la creación inmortal de Sir Arthur Conan Doyle. Las novelas y cuentos que recogen sus aventuras son dogma de fe para millones de aficionados de todo el mundo y, para muchos otros millones más, alta literatura repleta de ingenio, golpes de efecto y maravillosos personajes de la época victoriana. Desde su primera aparición (en la novela Estudio en escarlata, publicada en 1887) el genial detective se convirtió en un auténtico ídolo de masas: la revista en que aparecían sus relatos, The Strand Magazine, vendía medio millón de ejemplares por número y ante sus oficinas, los lectores hacían cola para hacerse antes que nadie con un ejemplar. Desde entonces, el mito no ha hecho más que crecer y, como solo pasa con los grandes personajes de ficción, siempre hay un Sherlock en activo: los últimos, nada menos que Benedith Cumberbatch, que interpretó a un Sherlock contemporáneo en una reciente serie de la BBC, o Robert Downey Jr, en un trilogía de películas cuya última entrega se estrenará en 2021.

Detectives, duendes, animales parlantes…. han llenado con sus aventuras infinidad de novelas, películas... para descubrirnos Gran Bretaña

Con tantas interpretaciones y versiones, la relación de escenarios reales en los que se han situado las aventuras de Holmes es extensísima. En las novelas y cuentos, la mitad de los sesenta casos transcurren en Londres, pero el detective también resuelve misterios por toda Inglaterra, desde las West Midlands hasta Cornualles. Conan Doyle ejerció como médico en Postmouth, donde escribió las dos primeras obras -Un estudio en escarlata y El signo de los Cuatro; el Portsmouth Museum alberga la mayor exposición del mundo sobre el autor, que además viajaba con frecuencia por todo el país en busca de inspiración e ideas para sus historias, y largos paseos por las colinas de Dartmoor le inspiraron El sabueso de los Baskerville, que comenzó a escribir en The Duchy Hotel de Princetown, convertido hoy en una oficina de información turística.

Conan Doyle situó la casa de Holmes y su fiel compañero Watson en una dirección imaginaria, el 221B de Baker Street, una calle de Marylebone, muy cerca del Regent’s Park. La calle se amplió en los años 30, y hoy, una placa azul colgada de la fachada del Sherlock Holmes Museum recuerda el dato. El museo, que ocupa una construcción de 1815 muy similar a la que describía Conan Doyle, es un tesoro repleto de exposiciones, figuras de cera, objetos relacionados con el detective y, sobre todo, el famoso estudio de Holmes, recreado con todo lujo de detalles y asomado a Baker Street.

Siempre al servicio de su Majestad - James Bond

Tendremos que esperar hasta noviembre para ver Sin tiempo para morir, la despedida de Daniel Craig como James Bond, en la 26ª película protagonizada por 007, el agente secreto con licencia para matar que creó Ian Fleming en 1953. La película, como todas las de la saga, es una auténtica vuelta al mundo por lugares de lo más exóticos y espectaculares, en la que no faltan escenarios de Gran Bretaña. Ian Fleming creó una detallada biografía del agente secreto -salvo por el lugar de nacimiento-, que nos descubre que Bond vivió parte de su niñez en Canterbury, que a los doce años entró a estudiar en el colegio de Eton y que se graduaría en el Fetes College de Edimburgo.

En las películas, Londres es un escenario recurrente. La capital brilla por todo lo alto en Spectre, con la persecución de coches inicial -una escena que se repite en todas las películas-, termina en el Blenheim Palace de Oxfordshire, y también aparecen Camden, Notting Hill, Trafalgar Square o Convent Garden. Los cuarteles generales del MI6 son, en tres películas, las dependencias del Old War Office Building, en Whitehall; en Quantum of Solace, la organización ocupa The Barbican, la gran joya de la arquitectura brutalista londinense.

De los personajes de ficción que ha dado Gran Bretaña, probablemente el más universal sea Sherlock Holmes

Pero es Escocia donde está el que tal vez sea el escenario más espectacular de las últimas películas de James Bond, Millones de espectadores de todo el mundo se quedaron boquiabiertos ante la rotunda belleza agreste del valle de Glencoe, donde transcurren las las escenas finales de Skyfall. Allí, bajo la sombra de los picos Buachaille Etive Beag y Buachaille Etive Mòr, estaba la mansión familiar de Bond que destrozaría un villano genialmente interpretado por Javier Bardem.

El País de Nunca Jamás de Peter Pan

Los Kensington Gardens de Londres están, por siempre, unidos al nombre de Peter Pan, un personaje al que hemos leído en novelas y visto en películas de imagen real y de animación. Su autor, J.M Barrie, paseaba a menudo por estos jardines, donde jugaban a menudo los hijos de una familia amiga; así fue como le vino la idea de escribir una obra de teatro cuyo protagonista sería un joven que habría decidido no crecer jamás. La estatua de Peter Pan que es, hoy, el punto de encuentro por excelencia del parque, se construyó exactamente en el punto del parque al que, en la novela, llega por primera vez Peter Pan desde El País de Nunca Jamás, y que mandó poner ahí -de la noche a la mañana y sin permiso de las autoridades, cuenta la leyenda- el propio Barrie.

Barrie vivió muy cerca del parque, en una espectacular casa georgiana en Gloucester Road. Su última planta, con su buhardilla y sus ventanales, aparecen en la novela -es por donde los protagonistas salían volando-, pero la casa es una propiedad privada que solo se puede contemplar desde el exterior. Sí se puede visitar el JM Barrie’s Birthplace, la casa natal del escritor en la población escocesa de Kirriemuir. Se trata de una antigua vivienda tradicional en la que Barrie vivió su infancia y que le sirvió de inspiración para la casa de Wendy en Peter Pan. Se exhiben en la casa-museo desde trajes originales de la primera producción de Peter Pan, muebles originales de la época, como las camas donde dormían los hermanos Barrie, o un jardín temático donde la escultura del cocodrilo Tick Tock se lleva todos los selfies.

Avada Kedavra: los escenarios de Harry Potter

La genial creación de J.K Rowling se ha convertido, desde su primera aparición en 1997 en Harry Potter y la piedra filosofal, en uno de los mejores guías de viaje por Gran Bretaña que podría haberse imaginado. La autora, convertida en una las escritoras más populares de la Historia -sus libros de Harry Potter han vendido más quinientos millones de ejemplares en todo el mundo, y las películas han recaudado más de 7.700 millones de dólares-, escribió las primeras aventuras del mago en una cafetería de Edimburgo, The Elephant House, convertida hoy en lugar de peregrinación para miles de fans de la saga pero que, además, sirve desde siempre uno de los mejores afternoon tea de toda la ciudad.

Un frondoso valle, inundado de luz, atravesado por un elegante viaducto de piedra sobre el que un penacho de vapor anuncia el paso de uno de los trenes más famosos del mundo, The Jacobite, convertido en la ficción en el expreso de Hogwarts. Esa es la estampa de uno de los lugares de Escocia más bucólicos y conocidos, el viaducto de Glenfinnan, una maravilla de la ingeniería victoriana sobre el Loch Shiel. los jóvenes magos toman el tren-atravesando una pared- en el andén 9 ¾ de la estación londinense de King Cross, uno de los puntos imprescindibles del mapa de Harry Potter en el que también está la Universidad de Oxford, en cuyas aulas, salones, jardines y bibliotecas se grabaron muchas de las secuencias de la academia de Hogwarts.

La estatua de Peter Pan se construyó exactamente en el punto del parque al que, en la novela, llega por primera vez Peter Pan desde El País de Nunca Jamás

Londres está muy presente a lo largo de toda la saga. El Leadenhall Market, que se convirtió en el Caldero Chorreante; el Millennium Bridge, que los Mortífagos atacaron en Harry Potter y el misterio del Príncipe; o la calle de Great Scotland Yard, donde está el Ministerio de la Magia. La cabina de teléfonos que servía de entrada al Ministerio no existe, pero sí se conserva en el Tour de Harry Potter en los Warner Bros Studios, una de las actividades más populares de Londres.

Peter Rabbit, el conejo más famoso del Distrito de los Lagos

Cuesta encontrar adjetivos que hagan justicia a la belleza del Distrito de los Lagos, en el noroeste de Inglaterra. La zona encaja a la perfección en la imagen que cualquiera puede tener de cómo es la Inglaterra más prototípica: valles salpicados de colinas, bosques y lagos, pueblecitos tradicionales donde el tiempo parece haberse detenido… El poema más famoso de la literatura inglesa, I wandered lonely as a cloud de William Wordsworth, dice del valle de Grasmere, en el corazón del distrito, que es “el lugar más bello que el ser humano ha encontrado jamás”, así que no es de extrañar que la Región de los Lagos sea Lugar Patrimonio de la Humanidad. La región guarda tres de las mayores joyas de la naturaleza inglesa (el lago más profundo, el Wast Water; el lago más grande, el Windermere; y el pico más alto, el Scafell Pike-, así que puede decirse que la región lo tiene todo para ser un lugar de fábula.

Y lo es, desde luego, porque en ella transcurren las aventuras de Peter Rabbit (o Perico, el conejo travieso), el personaje creado por la escritora e ilustradora Beatrix Potter a comienzos del siglo pasado y cuyos cuentos se han traducido a docenas de idiomas y vendido centenares de millones de ejemplares desde entonces, convirtiéndose en uno de los personajes más populares de la literatura infantil. A ello han contribuido mucho también las películas Peter Rabbit y Peter Rabbit 2, que mezclan imagen real y animación por ordenador. La autora era una enamorada de la región hasta el punto de que, a su muerte, legó al National Trust 14 fincas más de 1.600 hectáreas de terreno para su preservación.

Cuando era una adolescente, Beatrix Potter visitó por primera vez el castillo Wray, una maravilla de estilo Gótico donde conocería a Hardwick Rawnsley, quién la alentó a escribir y ayudaría a publicar su primera obra. Su casa, Hill Top House, está en Near Sawrey, donde vivió y trabajó durante casi cuarenta años, y el precioso jardín era su principal fuente de inspiración las aventuras de Peter. Llenas de charme y de aire muy tradicional hoy como entonces, las callecitas de Hawkshead aparecen en multitud de ilustraciones de Potter; en este pueblo está la Beatrix Potter Gallery, donde conoció a su marido, que trabajaba allí. Y en la bucólica población de Bowness-on-Windermere está The World of Beatrix Potter, un parque temático sobre la autora y sus personajes, que pueblan las salas y jardines del complejo. Además, el V&A Museum de Londres atesora la mayor colección mundial de dibujos, manuscritos y correspondencia de Beatrix Potter.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios