www.inoutviajes.com
Jungfrau, vacaciones de altura en los Alpes suizos
Ampliar

Jungfrau, vacaciones de altura en los Alpes suizos

Instagram

Majestuosas montañas, gran cantidad de actividades de tiempo libre y una abundante oferta de alojamiento convierten a la Región de Jungfrau en un excepcional destino de vacaciones. En verano se puede pasear, realizar maravillosas excursiones o subir a las montañas y disfrutar de sus cascadas y aguas cristalinas, y en invierno deslizarse esquiando por sus pistas.

Desde hace más de 100 años, la Región de Jungfrau se considera uno de los destinos más espectaculares de Europa. En pleno corazón de los Alpes, rodeada por las famosas montañas Eiger, Mönch y Jungfrau, y con Interlaken como población de referencia, en 2001 su estación “Jungfraujoch – Top of Europe” se convirtió en la primera de los Alpes en ser nombrada "Patrimonio Mundial de la UNESCO".

La Región de Jungfrau, en pleno corazón de los Alpe está rodeada por las famosas montañas Eiger, Mönch y Jungfrau

Esta región montañosa de los Alpes suizos, que lleva el nombre de la imponente cumbre del Jungfrau, es conocida por su accidentado paisaje alpino. Desde miradores panorámicos con vista a glaciares y picos de montañas altísimas hasta cascadas brumosas, pero estos son algunos de los lugares para explorar en la región de Jungfrau…

Jungfraujoch

Conocida como la cima de Europa, esta silla de gran altitud conecta los picos de Jungfrau y Mönch. Los visitantes viajan en un tren de cremallera por la pendiente estrecha hasta la estación de la cumbre Jungfraujoch de 11,330 pies (3,454 metros) para disfrutar de vistas panorámicas de un desierto helado que abarca partes del glaciar Aletsch y los picos alpinos circundantes.

Observatorio de la Esfinge

Situada a unos 117 metros (384 pies) sobre la estación Jungfraujoch, esta estación de observación de acero y vidrio es utilizada por científicos para realizar investigaciones y monitorear las condiciones meteorológicas. La terraza del observatorio está abierta al público y se puede acceder a ella mediante un ascensor, lo que ofrece unas vistas vertiginosas que, cuando las condiciones son despejadas, se extienden hasta las fronteras alemana y francesa.

Palacio de hielo de Jungfraujoch

Situado en el Jungfraujoch, este palacio helado, originalmente excavado en el hielo en la década de 1930 por guías de montaña, está lleno de impresionantes esculturas de hielo. Se puede pasear por túneles y cámaras y maravillarse con las tallas congeladas de animales como pingüinos y osos.

Eiger

Esta imponente montaña es famosa en el mundo de la escalada. Su cara norte escarpada y peligrosa, que se derrumba, apodada Mordwand (Murder Wall), se ha ganado una notoriedad particular. Algunas de las mejores vistas del imponente muro de piedra caliza son desde el sendero Eiger.

Staubbach Falls

Cayendo desde una altura de casi 985 pies (300 metros), las cataratas Staubbach se encuentran entre las cascadas más impresionantes que se encuentran alrededor del valle de Lauterbrunnen. Vaya en verano, cuando las cataratas fluyen libremente y los vientos suaves infunden el aire con un rocío brumoso.

La Región de Jungfrau permite disfrutar de la naturaleza en los Alpes con la tecnología más avanzada. Con Interlaken como principal punto de conexión, está a una hora de Berna y a dos horas de Lucerna, Basilea y Zúrich. Montaña, deporte y gastronomía en el techo de Europa. Jungfraujoch – Top of Europe es la estación de tren a mayor altura del continente.

En verano, la región ofrece más de 500 km de caminos señalizados para pasear, realizar excursiones o subir a las montañas

La región está perfectamente ubicada. Situada en el centro del país y dominada por los lagos de Thun y Brienz, su comuna más importante, Interlaken, está directamente conectada con la puntual red de trenes suizos y con la red nacional de carreteras. En tren está a una hora de Berna, a dos horas de Lucerna, Basilea y Zúrich, y a tres horas de Ginebra y Milán.

Otra población de referencia es Grindelwald, uno de los destinos predilectos para escaladores y montañistas de todo el mundo; el pueblo del Eiger es perfecto para realizar todo tipo de deportes en la naturaleza. A corta distancia está la estación de Wengen, desde donde se puede iniciar el viaje en tren hasta el Jungfraujoch con unas vistas increíbles.

La Región de Jungfrau e Interlaken es obligatoria para aquellos que busquen actividades al aire libre, en verano las opciones son casi infinitas: senderismo, naturaleza, adrenalina, gastronomía…

En verano…

En verano, la región ofrece más de 500 km de caminos señalizados para pasear, realizar excursiones o subir a las montañas, mientras los lagos alpinos, con sus aguas cristalinas, y las estruendosas cascadas proporcionan una adecuada dosis de refresco. Quien va de vacaciones a la Región de la Jungfrau, disfruta gratuitamente de un escenario único con los montes Eiger, Mönch y Jungfrau. Todo esto en un paisaje declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Tanto en invierno como en verano las diferentes actividades que se pueden realizar en esta maravillosa zona de los Alpes suizos harán que sea una escapada de altura.

Y en invierno…

Para la época invernal la Región de la Jungfrau: Grindelwald, Mürren y Hasliberg poseen 260 km de pistas de entre 6 y 12 km de longitud para realizar descensos relajados o a toda velocidad. Más del 40% de las pistas de esquí tienen sistemas para producir nieve artificial. Y quienes no deseen andar en esquíes, también tienen mucho para disfrutar: 100 km de senderos para excursiones invernales permiten descubrir este paisaje montañoso caminando. Además, gracias a las numerosas pistas para trineos, la región representa un verdadero paraíso para los amantes de esta actividad. Entre estas se cuenta la pista para trineos más larga de los Alpes que va desde el Faulhorn hasta Grindelwald.

Descubrir los Alpes en las garras de un águila

El “First Eagle Glider” es una de las opciones más adrenalínicas para contemplar los Alpes a vista de pájaro. Esta especie de ala delta con forma de ave rapaz está sujeta con dos cables que conectan las estaciones de Schreckfeld y First. Con una velocidad de hasta 83 km/h, permite que cuatro personas a la vez puedan desplazarse de una estación a otra flotando en el aire. El recorrido total es de unos 800 metros y está abierto para un público a partir de 10 años y con una altura mínima de 130 cm.

Conducir un carro de montaña: mitad kart, mitad trineo

Otra de las formas de viajar entre estaciones es conduciendo el “First Mountain Cart”, un vehículo híbrido entre kart y trineo con el que se puede ir desde Schreckfeld hasta Bort en un trayecto de 3 km. Los visitantes descienden por una carretera sin asfaltar que atraviesa colinas y prados con todas las medidas de seguridad: el casco es obligatorio y los carros poseen neumáticos y frenos de calidad. Se requiere una altura mínima de 125 cm para poder conducir el carro.

El Palacio de Hielo cuenta con un recorrido adornado con esculturas de animales creadas por diferentes artistas

Visitar Interlaken, la capital europea de la aventura

En un paisaje dominado por los lagos de Thun y Brienz, y los majestuosos picos Eiger, Mönch y Jungfrau, se encuentra Interlaken. En esta comuna suiza puede disfrutarse de incontables actividades de aventura con la llegada del buen tiempo: desde las llamadas "aventuras suaves", como el parapente y las excursiones en kayak, hasta las de "pura adrenalina", como el descenso de barrancos o el paracaidismo. Los más osados se sentirán como en un parque de atracciones.

Senderismo para todos los públicos: desde el paseo más sencillo hasta las cumbres más escarpadas

El Lago Bachalp o el pico Faulhorn son algunas de las ubicaciones naturales en las que se pueden desarrollar actividades de “hiking” para todos los públicos. Existen diferentes rutas a pie para disfrutar de las vistas, respirar aire fresco y, tras la caminata, hacer una barbacoa en zonas adaptadas para ello. También hay actividades educativas para los más pequeños con las que aprenden a disfrutar con respeto de la naturaleza mientras hacen deporte.

Degustar los vinos alpinos de Spiez

La viticultura alpina de la comuna de Spiez es una de las tradiciones que más sorprende a los visitantes de todo el mundo. A menos de media hora en tren de Interlaken y a los pies del castillo de Spiez, se encuentra uno de los viñedos más espectaculares de Suiza. Además, a mediados de septiembre se celebra la fiesta de la vendimia "Spiezer Läset"; tras esta fecha las vides cambian de color por completo, brillando en lo alto de la bahía del lago Thun. Ni que decir tiene que los visitantes de Spiez también pueden deleitarse degustando los magníficos vinos de la zona mientras disfrutan de la vista imponente de los Alpes.

Recorrer el interior del Palacio de Hielo

En pleno corazón de Jungfraufirn hay un auténtico Palacio de Hielo construido en 1930. Cuenta con un recorrido de 45 minutos y está adornado con esculturas de animales creadas por diferentes artistas. Caminar entre sus paredes heladas es uno de los planes más espectaculares que se pueden experimentar en la Región. En esta travesía es recomendable ir bien abrigado, las temperaturas bajo cero que hay en las cuevas pueden poner la piel de gallina hasta a los menos frioleros.

Comer en una taberna a más de 2.200 metros de altura

A lo largo de los senderos y los puertos de montaña pueden encontrarse tabernas y restaurantes perfectos para hacer una pausa y reponer energías. Un ejemplo es la posada de “First Mountain”: situada a 2.200 metros sobre el nivel del mar, cuenta con capacidad para 650 comensales y posee unas vistas increíbles de los glaciares y valles suizos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios