www.inoutviajes.com
Baroja eterno, un homenaje, en el 150 aniversario de su nacimiento
Ampliar

Baroja eterno, un homenaje, en el 150 aniversario de su nacimiento

martes 04 de octubre de 2022, 09:28h
Instagram

La Asociación ciudadana Soy de la Cuesta celebrará el 150 aniversario del nacimiento de Pío Baroja, cuya estatua preside dicha Feria de libros permanente de Madrid, el 8 de octubre a las 12h con el encuentro Baroja eterno, un homenaje, organizado por el Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, dentro de su programa Baroja por Madrid, en colaboración con esta Asociación ciudadana y con la implicación de la Asociación de libreros de la Cuesta de Moyano.

Este homenaje pretende celebrar la maestría imperecedera de Baroja, reivindicándola como indispensable en el futuro y ante una diversidad de nuevos lectores. Para ello, Soy de la Cuesta reunirá a algunos 'barojianos' declarados veteranos y otros más jóvenes, además de a figuras que desde el ámbito de la crítica o la edición también compartan su entusiasmo por el genial escritor. De este modo, el encuentro, que tendrá lugar en presencia de la familia Baroja (los sobrinos nietos del escritor: Carmen y Pío), contará con la participación de Fernando Savater, Sergio del Molino, Ignacio Echevarría y Marta Barrio, bajo moderación de la editora y cofundadora de Zenda, María José Solano, y unas palabras iniciales de Pío Caro-Baroja.

Por otro lado la programación cultural del Ayuntamiento recordará la vida y obra del autor vasco, nacido en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872, pero que pasó la mayor parte de su vida en Madrid. El cartel, creado por Sara Herranz (1986), se sitúa en uno de los rincones favoritos de Pío Baroja en Madrid, El Retiro, y sus magníficos árboles en una tarde otoñal. Uno de los lugares donde solía pasear, recorriendo el paseo de Coches, el de Cuba, el Palacio de Cristal o la estatua del Ángel Caído, para terminar con frecuencia en las casetas de la Cuesta de Moyano.

Baroja contempla esa escena que bien podría rememorar a uno de los protagonistas de sus novelas, o como explica la ilustradora, a él de joven. «En el diseño del cartel he querido plasmar el retrato de un Baroja maduro, que mira con ternura a un Baroja más joven paseando por el parque de El Retiro en otoño, y cómo esa imagen, ese recuerdo, vive aún dentro de él. Para ello he usado mi paleta habitual de rojo, negro y blanco que ha marcado siempre mi trabajo», explica Herranz.

MOYANO Y BAROJA

La Feria de libros permanente de Madrid conocida como la Cuesta de Moyano, integrada a partir de junio de 2021 en la zona denominada Paisaje de la Luz Patrimonio de la Unesco, está a punto de cumplir 100 años de historia. Dicha historia está íntimamente ligada a la vida literaria española e incluso universal: Moyano es un lugar que ha sido frecuentemente visitado por ilustres como José Ortega y Gasset, Ernest Hemingway, María Zambrano, Gómez de la Serna, Azorín, Patti Smith, Cela, Federico García Lorca, Umbral, Christina Rosenvinge o Arturo Pérez-Reverte, entre otros miles. Sin embargo, de todos ellos, Pío Baroja fue uno de sus visitantes más asiduo, además de defender desde sus inicios la vital importancia de la Feria de libros en la vida cultural española.

En 1925 Pío Baroja forma parte del elenco de intelectuales que en la época claman, mediante un escrito al Ayuntamiento de Madrid, por un emplazamiento de relevancia de la Feria a vista de todos los madrileños:

«Los que suscriben, amantes de todo cuanto redunde en beneficio de la cultura y el amor al libro, y enterados de la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de construir una Feria permanente; veríamos con sumo gusto que dicha instalación fuese en un sitio visible y de fácil acceso, tanto a los que, en los referidos puestos, vamos a pasar las mejores horas de nuestra vida, como aquellos otros que sin pensar van aficionándose a guardar y tratar con todo cariño un libro…».

Durante décadas e infinitas horas Don Pío paseó por la Cuesta, nutriendo su colosal biblioteca mediante el trato cotidiano con sus libreros de viejo. “La bibliomanía, esa enfermedad incurable” solía decir el autor de ‘Zalacaín el Aventurero’, cuya colosal colección bibliográfica, aún instalada en el caserío familiar de Itzea (Navarra), podía abarcar títulos de ficción o ensayo en español, francés, alemán o latín, desde el siglo XVI en adelante, e incluyendo - por citar solo uno de los tesoros irrepetibles de la misma - una de las más completas colecciones de literatura de viajes por España. Tan imprescindible era para el escritor la búsqueda bibliográfica caseta a caseta de la Cuesta que su última salida en vida, galeno mediante, fue una visita a Moyano.

Fue Pío Baroja quien inició ese periplo lector y coleccionista voraz que heredan también sus sobrinos, el antropólogo, académico y escritor Julio Caro Baroja - quien mandaba cajas llenas de nuevas adquisiciones libreras desde Moyano a Itzea – o Pío Caro-Baroja, aún vecino y frecuente visitante hoy de la Cuesta. A tan solo diez minutos de Moyano residía Don Pío, en la C/ Ruiz de Alarcón, y la misma distancia, desde el mismo barrio, lleva hoy a los Baroja llegar a la Cuesta. Reflejo de la significación que Baroja imprime en sus obras a Madrid, y cómo para él y la familia el paso por el oasis libresco que es la Cuesta es hábito indispensable de su trayectoria creadora, es la estatua de Don Pío en gabán y boina que hoy corona la actividad librera en la Cuesta de Moyano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios