www.inoutviajes.com
El Oporto más seductor se sigue reinventando
Ampliar

El Oporto más seductor se sigue reinventando

Instagram

La última gran apuesta de Oporto, WOW Porto, un nuevo distrito cultural, es una perfecta muestra de la versatilidad una ciudad que seduce y sorprende a sus visitantes en cualquier esquina.

A todo el que tiene la suerte de visitarla, Oporto le acaba seduciendo. Tiene ese aire de ciudad sabia y melancólica, inspiradora, con sus casitas de colores asomadas a la desembocadura del río Duero. Una ciudad que transmite diferentes sensaciones, ya que es clásica y atrevida al mismo tiempo.

Oporto tiene ese aire de ciudad sabia y melancólica con sus casitas de colores asomadas a la desembocadura del río Duero

La dualidad de tradición y modernidad sorprenden al viajero a cada paso en Oporto. En esta ciudad del norte conviven cafés con vanguardista música en directo con calles cuyos adoquines están redondeados y gastados por el paso de los años. Azulejos pintados a mano que decoran edificios centenarios albergan librerías famosas que son personajes de películas de Hollywood (como la de Livraria Lello, de Harry Potter). Además, Oporto posee una gastronomía maridada con una cultura del vino que la convierten en, casi, sobre todo, una ciudad muy apetitosa.

Cada rincón de Oporto tiene una magia especial, en la que se siguen descubriendo sorpresas. Una de sus avenidas más importantes, la de los Aliados termina en el ayuntamiento que parece más una iglesia que una casa consistorial. Para seguir con la sorpresa llama la atención que una parada obligatorias sea la estación de tren. Construida sobre un antiguo convento, la arquitectura de influencia francesa una de las más importantes obras artísticas de principios del siglo XX es digna de admirar pero más aún los 20.000 azulejos que recubren su atrio.

Siguiendo por el paseo a través de sus cuestas, otro de los iconos que asombran es encontrarse con una de la treintena de cabinas rojas al más puro estilo inglés. Es una pista de la relación especial que une a Portugal con los británicos, que tiene su máxima expresión en el vino. Muchas de las bodegas del famoso vino de Porto son de familias inglesas que llevan asentadas en “la ciudad invicta” muchas generaciones. La mayoría de estas bodegas están ubicadas en Vlla Nova de Gaia, justo al otro lado del río. Se puede llegar hasta ahí caminando sobre el espectacular puente de hierro Don Luis I, patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Aunque también se puede cruzar con uno de sus famosos “Douro River Taxi”, taxis barco con servicio permanente en la ciudad.

Sus 6 museos son más una experiencia interactiva que una clásica colección que visitar

En la ribera del río, son muchas las bodegas reconocibles para cualquier aficionado a estos vinos fortificados. Pero la joya de la corona es la nueva apuesta de Oporto para atraer a más visitantes, y sobre todo que amplíen su estancia. WOW Porto, un distrito cultural de 35.000 metros cuadrados se ha convertido en el protagonista indiscutible de esta pequeña localidad absorbida por la ciudad portuense. Una gran plaza central que hace de balcón y mirador a la ciudad deja a todos los paseantes contemplando las vistas y probablemente exclamando ese “¡wow!” que el distrito cultural persigue desde su nombre. A través de la plaza se pueden encontrar fácilmente uno de sus 6 museos, que son más una experiencia interactiva que una clásica colección que visitar. La experiencia del vino, The Chocolate Story, PRATA (Porto región across the ages, sobre la historia de la ciudad y del país), El museo de la moda y el diseño, Planeta Corcho, y The Bridge Collection (una colección de vasos y vasijas que se remonta hasta 5.000 años en el tiempo), son estas 6 aventuras que se pueden disfrutar por separado, o con combinaciones de varios.

El visitante entonces se da cuenta de que su estancia en Oporto es mucho más completa. Para finalizar la excursión por esta nueva apuesta cultural y gastronómica, nada como almorzar o cenar en uno de sus múltiples restaurantes, con una oferta tan variada como la propia despensa portuguesa. Especialidades de pescado, opciones vegetarianas y veganas, alta cocina, o repostería de calidad son algunas de las posibilidades. Que hay que rematar por supuesto con una copita de Porto dulce para que la experiencia sea completa.

Lo cierto es que Portugal está de moda. No solo porque tenga una gran oferta turística, histórica y cultural, sino porque es una ciudad fácilmente accesible desde cualquier punto de España, incluso en coche. Esta facilidad en un año donde las restricciones y las dificultades no permiten realizar grandes desplazamientos es un gran aliciente para descubrir uno de eso lugares que siempre se van posponiendo precisamente por lo cerca que está ubicada. Pero siempre es buen momento para dejarse seducir por la magia de Oporto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios