www.inoutviajes.com
Todos los hoteles Relais & Châteaux insulares de España y Portugal han abierto sus puertas
Ampliar

Todos los hoteles Relais & Châteaux insulares de España y Portugal han abierto sus puertas

lunes 21 de junio de 2021, 10:55h
Instagram

La asociación hostelera Relais & Châteaux cuenta entre sus miembros con seis hoteles insulares en España y Portugal en los que disfrutar de unas ansiadas vacaciones mecidos por la brisa del mar: Mirador del Dalt Vila (Ibiza), Can Faustino y Fontenille (Menorca), Son Brull y Valldemossa (Mallorca) y Casa Velha do Palheiro (Madeira)

Todos ellos comparten los valores de Relais & Châteaux: una ubicación excepcional, una arquitectura con encanto, una historia singular, su compromiso con el medio ambiente, una gastronomía de altura y un servicio personalizado

Este año, el turismo de lujo en las islas será uno de los más demandados, por su mezcla única de espacios al aire libre, exclusividad y privacidad. Aguas cristalinas rodeadas de naturaleza, pueblos pintorescos curtidos por la historia y una gastronomía, la mediterránea, reconocida como una de las más saludables y sostenibles del mundo, son los ingredientes de unas vacaciones de ensueño que tenemos la suerte de poder disfrutar sin irnos muy lejos. Relais & Châteaux cuenta entre sus miembros con seis destinos en España y Portugal que tienen en común su carácter independiente y singular, su ubicación en lugares excepcionales, su vínculo con la naturaleza y con la cultura local y la hospitalidad de sus propietarios.

CAN FAUSTINO (Menorca). Situado en el centro histórico de Ciutadella, frente al puerto y a escasos 100 metros de la catedral, abrió sus puertas hace ocho años y fue el primer hotel de lujo y el primer Relais & Châteaux de Menorca. Este hotel de ensueño ocupa un hermoso palacio del siglo XVI que acoge 21 habitaciones, tres suites y una villa, Villa Margat, con cuatro dormitorios, cocina y terraza con barbacoa y piscina privada. Recientemente ha ampliado sus instalaciones con la incorporación de los palacios de Cal Bisbe y Can Llorenç, dos joyas arquitectónicas que forman parte del Palacio Episcopal, que han sido rehabilitadas y perfectamente integradas en el hotel y que añaden 20 habitaciones más al conjunto. Can Faustino es el mejor lugar desde el que sumergirse en los encantos naturales de la isla, la más auténtica del archipiélago balear, a través de paseos en su propia embarcación –Heloise, de 12 metros de eslora, construido en Francia a medida en caoba y con solárium– y de excursiones a su Country Club, un singular espacio al aire libre, antiguo refugio de pescadores con embarcadero, hoy convertido en casa rural con huerto, piscina, distintas áreas recreativas y zona de relax. Sa Muradeta, 22 (Ciutadella de Menorca, Islas Baleares).

FONTENILLE (Menorca). Fontenille es un concepto único en la isla, un complejo de agroturismo que engloba, en sus más de 300 hectáreas, naturaleza salvaje, dos kilómetros de playas de arena blanca y aguas cristalinas, dos hoteles boutique de gran riqueza arquitectónica, un spa, dos restaurantes –uno de ellos de autor–, un bar y una explotación agrícola ecosostenible que autoabastece al complejo y a sus restaurantes de vino, aceite de oliva, miel, frutas, hortalizas y plantas aromáticas, así como de aceites esenciales para el spa. Nace de la unión de las fincas históricas de Santa Ponsa –un antiguo palacio del siglo XVII rodeado de exuberantes jardines y terrazas, con 22 habitaciones– y Torre Vella –perfecto ejemplo de la arquitectura clásica menorquina, con 17 habitaciones–, dos propiedades de diferentes estilos y situadas a pocos kilómetros entre sí que apuestan por la cocina contemporánea y de temporada. Ctra. de Llucalari (Alaior, Menorca).

SON BRULL (Mallorca). Ubicado a los pies de la montaña, cerca de Pollença, considerado uno de los pueblos más bonitos de España, Son Brull es uno de los hoteles boutique más lujosos de Mallorca. Como en sus orígenes como monasterio jesuita del siglo XVIII, esta propiedad de gestión familiar continúa recibiendo huéspedes en busca de descanso y planes tranquilos; el hotel cuenta con piscina climatizada al aire libre, un spa con tratamientos que emplean ingredientes locales, un gimnasio completamente equipado y un restaurante consagrado al producto ecológico. Rodeadas de viñedos, sus cuatro nuevas Villa Suites cuentan con piscina privada y transmiten un ambiente de pura calma tanto a parejas como a familias con niños. Al estar ubicado a pocos minutos de algunas playas y calas de agua turquesa, el complejo ofrece infinitas posibilidades de ocio, desde alquiler de barcos con patrón hasta rutas en bicicleta, golf, tenis en la misma propiedad, etc. Ctra. Palma-Pollença PM 220. Km 49,9 (Pollença, Mallorca).

VALDEMOSSA (Mallorca). Este pequeño hotel es el resultado de la rehabilitación de dos casas de piedra del siglo XIX, antiguo patrimonio de la Cartuja de Valldemossa. Se encuentra en un montículo sobre el valle y ofrece unas preciosas vistas de la sierra de Tramuntana, un entorno que Frédéric Chopin definió como «el lugar más hermoso del mundo» y en el que crecen muchos de los ingredientes utilizados en su restaurante. Cuenta con una zona wellness con tratamientos de belleza y masajes, sauna y jacuzzi, piscinas interior y exterior, jardines y terrazas. El huésped podrá deleitarse con actividades como rutas en bicicleta o un brunch al aire libre.

MIRADOR DE DALT VILA (Ibiza). Con solo 12 habitaciones, este coqueto hotel se ubica en un palacete señorial del siglo XIX –hasta hace poco, residencia de la familia Fajarnés–, perfectamente integrado en las históricas murallas de Dalt Vila –conservadas desde el siglo XVI–. Con unas vistas espectaculares a la ciudad de Ibiza, a su emblemático puerto y al mar Mediterráneo, es el lugar perfecto para relajarse en sus instalaciones –entre las que se encuentran el restaurante Es Mirador, de cocina de proximidad, un cóctel-bar y una pequeña pero deliciosa piscina exterior–, descubrir la arquitectura medieval de la ciudad alta –Patrimonio de la Humanidad por la Unesco– o dejarse caer, de noche, por algunos de los mejores clubs del mundo. Plaza de España, 4 (Ibiza).

CASA VELHA DO PALHEIRO (Madeira, Portugal). Situado sobre las colinas al este de Funchal, la capital del archipiélago portugués de Madeira, Casa Velha do Palheiro se presenta como un auténtico oasis de lujo y relajación. Cuenta con 38 espaciosas habitaciones y un restaurante de cocina de autor y está ubicado en el corazón de una finca de 120 hectáreas que alberga un jardín botánico famoso por su colección de hibiscos, buganvillas y camelias, un campo de golf profesional de 18 hoyos –uno de los más bonitos del mundo, con vistas al océano y a la exuberante vegetación que rodea el complejo–, una casa de té y un spa con múltiples opciones de bienestar y los tratamientos de belleza más novedosos del momento. También hay una piscina exterior y pistas de tenis, bádminton y croquet, y se organizan jornadas de pesca en alta mar en su propio yate, el Balancal, y salidas para disfrutar de avistamientos de ballenas y delfines. Rua da Estalagem, 23. Funchal (Madeira, Portugal).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios